"Hay en marcha un bozal preventivo para invalidar cualquier tentación de pacto de PP-Vox"

Pilar Díez

Comienza la convención itinerante con la que Casado quiere darse a conocer.

Pilar Díez | 2021-09-28

El Mundo

"Rajoy arropa a Casado". "Hay que ensanchar la base y aglutinar a los desencantados". Dice Rosell que "el PP haría mal en confiarse y presuponer que el poder le caerá en las manos como en los tiempos del bipartidismo, por incomparecencia del adversario o por el resignado voto útil del ciudadano harto de la agenda sectaria y de la ineptitud del sanchismo". Sobre todo como siga con la guerra contra Ayuso.

"A estas alturas de la democracia, el PP no debe volverse loco persiguiendo una identidad ideológica nueva. Siempre ha sido el gran partido del centroderecha español, que aglutina corrientes plurales —liberales, conservadores, democristianos— pero reunidas en torno a la defensa de la libertad individual, la iniciativa privada, la igualdad ante la ley, la protección de la familia y el compromiso con la continuidad histórica de la nación". Y que no le dé más vueltas, a los votantes no hay que liarles la cabeza ni decirles lo que tienen que pensar, basta con un proyecto.

"Haría bien el presidente del PP en seguir los consejos de los dos veteranos dirigentes que ayer le arroparon, Rajoy y Feijóo, partidarios de ensanchar las bases sociológicas del partido captando incluso al socialdemócrata desencantado" y "no caer en postulados nostálgicos" en alusión a Vox. Rosell, hoy por hoy el PP no gobernará sin Vox, no te engañes.

El País

"Casado recibe consejos de Rajoy y mensajes de Ayuso". Dice Elsa García de Blas que hubo feeling entre Casado y Rajoy. "Nadie habría dicho este lunes que entre ellos hay una relación distante. Que apenas queda rastro de marianistas en el PP de Pablo Casado. Y que el líder del PP asumió la presidencia del partido con el objetivo de rearmarlo ideológicamente, porque entiende que Mariano Rajoy lo vació de ideas por una visión demasiado tecnócrata del poder". "En tono profesoral, el expresidente dejó varios consejos y advertencias a Casado en caso de que llegue al poder. Le alertó de que España sigue necesitando reformas, y que tendrá que abordar una nueva reforma de las pensiones". A Casado no le vienen mal algunos consejos.

En cuanto a la segunda parte del titular, los mensajes de Ayuso, nada tienen que ver con Casado, aunque es lo que parece dar a entender con la habitual mala intención de este periódico. "Isabel Díaz Ayuso, inició este lunes en Nueva York un viaje institucional que también la llevará a Washington, dispuesta a poner una pica en Flandes". María Antonia Sánchez Vallejo se inventa oscuras intenciones de la presidenta en su viaje. "Ni una referencia —por el momento— sobre los posibles objetivos ulteriores de este viaje, es decir, la pretendida proyección nacional y el rédito político del cosmopolitismo ante la convención del PP". Lo mismo, María Antonia, es que esos objetivos ulteriores solo existen en tu retorcida mente. No estaría mal recordarte que el periodista debe contar hechos, no invenciones, por mucho que se trate de Ayuso.

ABC

"Rajoy alza la voz contra el sectarismo que entierra su legado". ABC está preocupado por el desmadre de los botellones. "La falta de perspectivas y el encierro continuado desbocan los botellones". "Los macrobotellones con los que miles de jóvenes organizados por las redes sociales están colonizando durante los fines de semana las principales ciudades de España, se han convertido ya en un problema de primera magnitud", alerta el editorial. "Primero, porque muchos de ellos acostumbran a concluir cada fiesta masiva con actos de violencia callejera y con el destrozo de mobiliario urbano, como si el salvajismo formara parte de la diversión. Y segundo, porque son inconcebibles la permisividad y la falta de previsión de muchas autoridades locales y delegaciones del Gobierno ante un fenómeno creciente y alarmante que está excediendo con mucho una legítima práctica del ocio juvenil".

"Apuñalamientos, allanamientos de propiedad privada, robos, incendios, destrozo de vehículos y motocicletas… Todo empieza a ser una decadente rutina cada fin de semana, sin que los poderes públicos estén acreditando ninguna capacidad para imponer orden —y legalidad— donde hay un exceso de brutalidad, falta de respeto y un incivismo impropio de una sociedad desarrollada". Ha llegado el momento de hacer algo, para algo está la policía. "El macrobotellón no es una anécdota puntual de jóvenes hastiados de una pandemia que reivindican su derecho a divertirse sin restricciones. Este botellón es pura delincuencia". Y hay que ponerle fin.

Juan Fernández Miranda pone los puntos sobre las íes al llorón Iglesias. "Llamar escrache a los cuatro cánticos a lo John&Yoko que unos miembros de la CGT le dedicaron a Pablo Iglesias en las fiestas del PCE es una falta de respeto a las personas que sí han sufrido el acoso de los violentos en el espacio público, y también en el privado". Y recuerda el caso de Soraya o de Cifuentes y otros "justificados por Podemos".

"Así que no, lo de Pablo Iglesias no fue un escrache, ni un acoso, fue más bien una escenita para Instagram de una banda de revolucionarios que han nacido un siglo tarde", deja ya de hacerte la victimita que nos tienes hartos. "Gracias a la señal distribuida por la organización pudimos observar que primero se quedó callado, con media sonrisa de estupefacción y otra media de superioridad. Fueron veinte segundos que dan para escribir un tratado sobre la soberbia". "Da igual que Iglesias vaya de oyente o de conferenciante, con coleta o con pelazo: la violencia siempre está de su lado". Él es la violencia, un pistolero sin pistola.

La Razón

"Pacto de unidad de Génova con los barones para frenar a Ayuso". Madre, qué error. El batacazo que se va a dar Casado va a ser histórico. "El prólogo de la tensión con la Comunidad de Madrid ha sido un aliciente más para ese pacto implícito por el que Génova busca blindar al líder de cualquier salida de tono, 'y si la hace Ayuso, se quedará sola'". Sola con los votantes, que la votarán a ella y darán la espalda al PP. El problema de Casado no es Ayuso. Es él.

Dice Marhuenda que "la izquierda está nerviosa por el crecimiento del PP en las encuestas". "Sánchez confía en los fondos europeos y en movilizar a su electorado con el miedo a Vox, pero tiene el talón de Aquiles de las exigencias independentistas y un conjunto de socios poco recomendables".

Advierte Julio Valdeón de que "hay en marcha una campaña previa, un bozal preventivo, para invalidar cualquier tentación de pacto de PP-Vox e incluso, llegado el caso, para justificar la desobediencia. Estábamos acostumbrados a que el PP escondiera sus preferencias. A que se hiciera perdonar sus ideas. La novedad pasa por dictarles con quien pueden y no pueden pactar. Lo cual incluye a un Vox demonizado en la misma corrala y por la misma gente que condona las veleidades filoterroristas, antiliberales y pseudototalitarias de la coalición gubernamental". La diferencia es que Sánchez mima y justifica a sus socios mientras que Casado los desprecia. Vamos, que se lo pone en bandeja a la izquierda.