Menú

Canarias

La Guardia Civil interviene en un hotel de Gran Canaria con decenas de inmigrantes ilegales bañándose en la piscina

Son los mismos menas que apedrearon a policías y guardias civiles. En esta ocasión, no usaban mascarilla ni respetaban la distancia de seguridad.

0
Son los mismos menas que apedrearon a policías y guardias civiles. En esta ocasión, no usaban mascarilla ni respetaban la distancia de seguridad.
Decenas de inmigrantes se bañan en la piscina de un hotel de Gran Canaria | Twitter

Los vecinos de Mogán, en el sur de Gran Canaria, llevan meses denunciando que los inmigrantes ilegales a los que el Gobierno aloja en hoteles se saltan todas las normativas y restricciones para luchar contra el coronavirus. Este mismo sábado, un vídeo que ya se ha hecho viral en las redes sociales muestra a una treintena de jóvenes divirtiéndose y bañándose en la piscina de uno de esos complejos turísticos sin mascarillas y sin mantener ningún tipo de distancia de seguridad.

Tras visionar los videos que los propios vecinos de la zona estaban colgando en las redes sociales, la Guardia Civil de Puerto Rico, el municipio en el que se encuentra el hotel, se personó en las instalaciones. Tras comprobar que los hechos eran ciertos, instaron a los jóvenes a deponer su actitud y, finalmente, levantaron cuatro actas: tres por desobediencia y una por permitir que tuvieran lugar los hechos.

Los hoteles que alojan a inmigrantes ilegales carecen de vigilancia policial, pero sí cuentan con varios educadores sociales —por lo general, pertenecientes a Cruz Roja—, que son los encargados de controlar lo que allí sucede. Sin embargo, no es la primera vez que la labor de estos trabajadores queda en entredicho.

A finales del pasado mes de noviembre también se difundió un video en el que varios voluntarios de la ONG participaban en una fiesta con inmigrantes en uno de los hoteles. En las imágenes se podía ver cómo los sin papeles bailaban alegremente sin respetar la distancia de seguridad, mientras varios voluntarios de Cruz Roja miraban y al menos dos trabajadoras se mezclaban con los congregados y permanecían abrazadas a dos de ellos.

En aquella ocasión, los vídeos se conocieron a posteriori. Ayer, sin embargo, las imágenes se colgaron en las redes sociales prácticamente al momento, por lo que la Guardia Civil pudo personarse rápidamente en las instalaciones y disolver el encuentro.

En cualquier caso, los vídeos demuestran que la falta de respeto de los inmigrantes a las medidas sanitarias es generalizada, ya que en ellos se puede ver cómo varios grupos de inmigrantes se concentran también en otras zonas comunes del hotel sin utilizar ningún tipo de mascarilla.

Se da la circunstancia de que los hechos se han producido en los apartamentos Tamanaco de la localidad de Puerto Rico, el mismo complejo en el que hace unos días un grupo de menas apedrearon literalmente a los policías y guardias civiles que acudieron al complejo tras la agresión a uno de los educadores.

"Empezaron a tirar de todo por los balcones: piedras, sombrillas, hamacas… No sabías de dónde te venían las cosas —denunciaba uno de los agentes a Libertad Digital—. Hasta arrancaban los pasamanos de cerámica de los pasillos que había entre los distintos edificios y nos los tiraban desde arriba para evitar que entrásemos".

Los últimos agentes llegaron preparados con "chalecos antibalas y escudos" para evitar daños, pero "el peligro era evidente, porque lo que querían era lesionar a alguien". Finalmente, uno de los menas fue detenido por atentado contra la autoridad y por los daños causados.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot