Menú

Castilla y León

La Ruta del Vino de Rueda propone una Semana Santa llena de enogastronomía, cultura y naturaleza en familia

Cata de vino maridado con chocolate o visitas a viñedos históricos entre las propuestas más destacadas.

Cata de vino maridado con chocolate o visitas a viñedos históricos entre las propuestas más destacadas.
Cata degustación especial Semana Santa, Bodegas Menade. | Bodega Menade

La Ruta del Vino de Rueda, ubicada en pleno corazón de Castilla y León y circunscrita a la Denominación de Origen Rueda, propone una Semana Santa llena de experiencias enogastronómicas, así como planes culturales o en plena naturaleza donde disfrutar entre amigos, en pareja o familia (incluidos los más pequeños de la casa).

El destino castellanoleonés conocido por su vino, su gastronomía, sus paisajes y su patrimonio, aúna en pocos días una agenda rebosante de actividades y experiencias en los que desconectar y reconectar con sabores, olores y paisajes de toda la vida.

Si algo caracteriza la Ruta del Vino de Rueda es su amplio abanico de oferta cultural. Con 45 monumentos declarados Bien de Interés Cultural, la Semana Santa es el momento idóneo para aquellos viajeros que desean adentrarse en la cultura gracias a la apertura de la mayoría de las iglesias y monumentos religiosos por estas fechas.

medina-viacrucis.jpeg
La localidad vallisoletana de Medina del Campo presume de tener la Semana Santa más antigua de España.

No hay que olvidar que la Semana Santa de Medina del Campo es una fiesta declarada de Interés Turístico Internacional y la de Tordesillas es una Semana Santa de Interés Turístico Regional. Otros de los pueblos que conforman la Ruta también hacen muestra de la pasión de estos días en sus calles, entre las que destaca el Viacrucis Juvenil de Fresno el Viejo, que este año celebra su 38 edición.

Como complemento a estas visitas y celebraciones, o para quienes no son grandes seguidores de ellas, no se puede olvidar el ambiente festivo y relajado de los bares y restaurantes.

En el caso de Medina del Campo, una gran opción para el tapeo es el bar Lisboa, junto a la plaza de toros, donde degustar pinchos y tapas con productos de la tierra; y La Mejillonera, junto a la Plaza Mayor y los jardines Versalles, en el que se encuentra una carta muy creativa y novedosa.

Por su parte, El Caballero de Olmedo Asador, un restaurante con horno de leña tradicional y productos de primera calidad, y El Hontanar, el restaurante de Castilla Termal Olmedo especializado en cocina de mercado y regional, son las apuestas culinarias de quienes visiten Olmedo en estas fechas.

Chocolate y vino, la mejor combinación

Entre todas las propuestas de catas especiales con motivo de esta festividad, destacan cuatro de ellas por su singularidad y su originalidad, algo que sin duda atrapará al viajero.

La primera de ellas, de la mano de la Bodega Ramón Bilbao Rueda que presenta dos actividades enoturísticas: Crème de la Crème que definen como un encuentro sublime para los amantes del buen vino y el queso en el que visitar la bodega y realizar una cata de 5 vinos (Rueda y Rioja), así como Delicatessen, un festín de chocolate y vino con una cata maridada de 5 de sus vinos entre los que se incluyen algunas novedades.

Mucha historia es lo que propone Javier Sanz Viticultor en una iniciativa centrada en sumergirse en el tiempo y descubrir los viñedos más antiguos de la D.O.P. Rueda, que datan de 1863. La visita culmina con una cata de sus vinos en un espacio encantador como es la Orden Tercera, una iglesia restaurada del siglo XVIII.

Por su parte, Bodega Cuatro Rayas saca la artillería pesada en una cata maridada de la Gama Cuarenta Vendimias, una selección de vinos premium que degustar junto a uno de los platos más tradicionales y reconocidos de la gastronomía local como es la sopa de ajo.

Por último, el viajero puede disfrutar de una Semana Santa totalmente gastro-enológica en Bodega Menade con sus experiencias Menade by Secala y Menade by Nature, con las que explorar el viñedo, el hotel de insectos junto al jardín de polinización, la granja Menade y el proceso de elaboración de vinos, para terminar con una cata. Además, tras la visita, le sigue un menú especial acompañado de vinos naturales.

También para los más pequeños

La Ruta del Vino de Rueda también es una extraordinaria oportunidad para que los más pequeños de la casa, a menudo absorbidos por la tecnología alimenten su imaginación en plena naturaleza y disfruten del mundo que les rodea más allá de las pantallas de sus móviles o sus tablets.

La Ruta del Vino de Rueda es un enclave único en el que la naturaleza les llevará a vivir experiencias emocionantes en los días de descanso escolar. Los amantes de los animales tienen dos citas en la Ruta.

La primera de ellas, en el Parque Zoológico La Era de las Aves, en Fresno el Viejo, un centro de recuperación de animales donde aprender sobre la importancia de la conservación de los animales y el medio natural. Y la segunda, en El Carpio, en concreto, en el Lavajo de la Lavandera, un recurso natural catalogado como Zona Húmeda de Interés Especial en el que avistar aves y otros animales autóctonos.

reserva-natural-de-castronuno.jpg
Reserva natural Riberas de Castronuño, Vega del Duero, Valladolid.

En último lugar, en este territorio se encuentran diferentes rutas para los amantes de los senderos y caminos. Por estas fechas, destaca la Senda de los Almendros, en la Reserva Natural de Castronuño, en la que adentrarse en una primavera llena de color gracias a la floración de los almendros.

También se pueden aprovechar estos días de buen tiempo para realizar caminatas y paseos en bicicleta o a caballo en la Ruta Ecuestre, Senderista y Cicloturista de la Ruta del Vino de Rueda, un proyecto pionero en España que une La Seca, Medina del Campo y Rueda con 40 kilómetros de recorrido.

Temas

En España

    0
    comentarios