Menú

Botto admite que hay intelectuales de derechas pero "no se me ocurre ningún español"

El actor Juan Diego Botto reflexiona sobre teatro, cine, fútbol y, cómo no, política, en una entrevista en la que corrige a medias a Alberto San Juan.

libertad digital
132
El actor, en una manifestación celebrada el 14 de diciembre | Cordon Press

Desde que protagonizase Historias del Kronen, el actor Juan Diego Botto es uno de los rostros más populares del cine español y también es un habitual de las demostraciones políticas a las que el autodenominado "mundo de la cultura" nos tiene acostumbrados.

Botto es un ejemplo casi perfecto de lo que hoy en día se considera un "actor comprometido" y vuelve a demostrarlo en una larga entrevista que publica la revista Jot Down.

Corrigiendo a Alberto San Juan

Sin embargo, en esta ocasión ha desautorizado, si bien sólo en parte, a su colega Alberto San Juan, ya que al contrario de lo que aquel aseguró, Botto admite que hay intelectuales de derechas.

Eso sí, cuando se le pregunta por nombres el actor cita a Vargas Llosa y Bernard-Henry Lévi y, repreguntado por un nombre español, dice "no que se me ocurre ahora mismo", olvidando por cierto que Vargas Llosa tiene la nacionalidad española.

No obstante, Botto también cree que "en el mundo del arte y la cultura en general" lo lógico es ser de izquierdas: "Cualquier reflexión profunda, cualquier intento de comprender el mundo que te rodea te obliga a ser contrario al poder, porque en la sociedad en la que vivimos el poder es profundamente injusto. Estructural e innatamente injusto".

Marxismo revisitado

En esta línea, el actor hace también gala de su pasión por el marxismo, "como análisis de la historia de la realidad el marxismo sigue siendo la única herramienta certera".

Por si esto no es suficiente, también hace una defensa de Lenin, pese a que "justificaba la violencia", el revolucionario ruso le merece un juicio más bien positivo: "Lo que diferencia a quienes se aproximan a él o no es la diferencia frente a qué hacer: si nos limitamos a contemplar el mundo, analizarlo y estudiarlo, o hacemos algo; más allá de lo que te parezca la figura de Lenin".

Sí que hace un juicio más severo de la figura de Stalin, "fue un dictador y hay que criticarlo. No criticarlo le ha hecho un flaco favor a la izquierda en general", así como para algunos de los más destacados regímenes comunistas de la actualidad: "Corea del Norte es una dictadura infame. China es un país que me produce mucha tristeza".

Eso sí, el comunismo no tiene ninguna culpa: "La Unión Soviética padeció muchos años de lo que para mí solo puede ser llamado fascismo".

La España y el mundo de hoy

Juan Diego Botto también es crítico con la situación en nuestro país y con el proceso que nos ha llevado a la actual crisis, empezando con una Transición "muy mala", entre otras razones porque cuando llegó la Transición se decidió pasar página y olvidarse de que aquí hubo un genocidio".

"Tomar la calle y construir desde abajo es la única alternativa en este país" según el actor, en un proceso en el que no ve un lugar para la actuación pacífica y el diálogo: "El pacifismo puede ser válido cuando hay igualdad entre las partes, cuando hay un diálogo entre dos partes iguales. Cuando tienes una bota sobre la cabeza y te están golpeando no puedes pedir un descanso para hablar".

Por supuesto, también hay palabras duras para una "clase política" que "son unos funcionarios que trabajan al servicio de las grandes empresas y el capital financiero". Eso sí, excluye la torpeza como fuente de problemas: "No son torpes, ineptos o inútiles; es que no trabajan para ti ni para mí, los intereses que ellos tienen que defender no son los tuyos ni los míos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios