Menú

La infanta Elena "cambia" a Ángel Villamor por Luis Astolfi

Después de que se señalase al doctor Ángel Villamor, ahora los rumores apuntan al jinete Luis Astolfi, antiguo amor de la infanta.

0
Después de que se señalase al doctor Ángel Villamor, ahora los rumores apuntan al jinete Luis Astolfi, antiguo amor de la infanta.
Luis Astolfi | Cordon Press

Muy pocas semanas después de que se la vinculase sentimentalmente al médico del Rey, el doctor Ángel Villamor, ahora la prensa rosa especula con su reencuentro con Luis Astolfi, con el que mantuvo una relación de tres años en la década de los ochenta, y con el que ha coincidido en casi todas las competiciones hípicas desde el verano.

Según LOC, los rumores que apuntaban a alguien "con bata blanca" endulzando la vida de la infanta, y que derivaron en la figura del médico de cabecera del Rey, se dirigen ahora hacia la figura del jinete. Círculos cercanos a la infanta señalan que "si dicen que salió de ese concurso hípico acompañada, hay bastantes probabilidades de que su chevalier servant fuera Luis Astolfi, ya que del verano para acá ambos están coincidiendo en la mayoría de las competiciones hípicas que se desarrollan a lo largo del territorio nacional".

Precisamente durante el verano se supo de la separación de Astolfi, que lo ha pasado muy mal estos meses y podría haber encontrado en la infanta un hombro sobre el que llorar. Dado que ninguno de los dos está comprometido sentimentalmente, su círculo podría estar estrechándose. Es sobradamente conocido que la infanta disfruta mucho con las veladas compartidas con otros jinetes, donde se pasan las horas muertas hablando de su gran pasión, el mundo de los caballos.

Una relación del pasado

La revelación lleva esta vez dosis adicionales de morbo. El jinete ya fue el gran amor de la infanta Elena, y aunque su relación nunca llegó a ser oficial, hizo correr ríos de tinta a lo largo de los ochenta. En el año 1986 se les fotografió por primera vez en el Rocío chico que anualmente se celebra en honor de la Virgen de la Candelaria. Fue el punto de partida de la atención mediática en torno a la pareja, que más tarde se estrechó según coincidían en diversos concurso hípicos. La relación se prolongó durante tres años y terminó sin haber llegado a oficializarse.

Luis Astolfi, sevillano de nacimiento, tiene 53 años y proviene de una familia aristocrática de 14 hermanos, muy vinculados al mundo hípico. Según un allegado a LOC, "Luis fue siempre un caballero y una excelente persona. Pero entonces era muy joven, tenía sólo 27 años y se vio superado por los acontecimientos, al convertirse de golpe en objetivo de la prensa del corazón y padecer la persecución de decenas de paparazzi cada vez que participaba en un concurso".

Además, revelan, según pasaba el tiempo se hacía necesario formalizar la relación, y no era un paso que estuviese seguro de dar en esas circunstancias. La infanta se quedó con el corazón roto ya entonces, y no fue hasta que entró en escena Jaime de Marichalar que se recuperó totalmente de ello. El resto es sobradamente conocido.

Una separación dolorosa

Astolfi, por su parte, se casó con Isabel Flores en 1992. Flores es una empresaria sevillana a la que conocía desde que eran niños, y que en realidad siempre estuvo también en su punto de mira, según LOC. Con ella tuvo dos hijos y se trasladó a vivir a Holanda, donde el jinete desarrolló su brillante carrera hípica, que incluye nada menos que cuatro JJOO.

Una vez la pareja se estableció en Sevilla, las cosas cambiaron. Isabel se convirtió en empresaria, abrió varias tiendas de calzado infantil, y fue dejando de seguir a su marido en las competiciones y negocios de caballos e inmobiliarios, que a él le obligaban a pasar mucho tiempo en Bélgica. La separación de la pareja llegó en julio del año pasado. 

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD