Menú

Máxima Zorreguieta: de la dictadura de Videla a reina consorte de Holanda

La argentina, casada desde 2002 con el príncipe Guillermo, se ha ganado la simpatía del pueblo holandés.

Libertad Digital
4
La argentina, casada desde 2002 con el príncipe Guillermo, se ha ganado la simpatía del pueblo holandés.
De Beatriz a Máxima

"Guillermo es el gran amor de mi vida", dijo con plena seguridad Máxima a la prensa internacional, explicando por qué accedió a renunciar a su nacionalidad argentina, requisito imprescindible para convertirse en reina consorte de Holanda. Por amor, renunció al anonimato. Y por él aceptó la ausencia de su padre en su boda. El hecho de que Jorge Zorreguieta fuera ministro de Agricultura durante la dictadura argentina de Jorge Rafael Videla encontró importantes detractores a esta boda dentro del Parlamento holandés. Al final, el sí de todos permitió que Guillermo y Máxima se dieran el sí quiero el 2 de febrero de 2002 en la capital holandesa.

Un año después nacía la primogénita de la pareja, la princesa Catharina-Amalia. Casi un año más tarde, el 29 de diciembre de 2004 la Casa Real holandesa anunciaba en boca de la pequeña Amalia que pronto tendría una hermanita: "Estoy muy contenta de poder anunciaros que espero tener un hermanito o una hermanita a mediados de julio de 2005" rezaba el citado comunicado. El 26 de junio de 2005 nacía, varias semanas antes de lo previsto, su segunda hija, en el hospital Bronovo de La Haya. La pequeña recibió el nombre de Alexia. No sería la última: otra niña que vendría al mundo el 10 de abril de 2007 en La Haya y para la que Máxima y Guillermo eligieron el nombre de Ariana de los Países Bajos.

Su brillante carrera

Licenciada en Economía por la Universidad Católica Argentina, Máxima ha sabido ganarse el cariño y la admiración de los ciudadanos de su país de adopción. Su espontaneidad, su simpatía y su elegancia son cualidades que la definen.

La princesa de Orange trabajó en diversas empresas durante sus años de estudiantes; de 1989 a 1990 estuvo empleada en Mercado Abierto SA, donde investigaba software para mercados financieros. De 1992 a 1995 trabajó en el departamento de ventas de Seguros Boston, en Buenos Aires. Tras finalizar sus estudios superiores trasladó su residencia a Nueva York, trabajando de julio de 1996 a marzo de 1998 en HSBC James Capel Inc, donde llegó a ocupar el puesto de vicepresidenta de Ventas Institucionales de América Latina. A continuación fue vicepresidenta de la división de Mercados Emergentes del Dresdner Kleinworth Benson en Nueva York, donde se especializó en obligaciones. Permaneció en este empleo hasta agosto de 1999, cuando comenzó a trabajar en el Deutche Bank, también en su sede neoyorquina, donde fue vicepresidenta de Ventas Institucionales, hasta mayo de 2000.

La primera cita, en Sevilla

Fue justo un año antes de abandonar este puesto cuando Máxima mantuvo su primer encuentro con el príncipe. La cita tuvo lugar durante una fiesta en Sevilla. El 30 de marzo de 2001 la reina Beatriz de Holanda anunció su noviazgo de manera oficial.

Habla cuatro idiomas: español, inglés, italiano y holandés; es miembro del patronato de la Fundación Orange; preside el Patronato de la Cátedra Príncipe Claus, creada para fomentar la formación y la investigación en el campo de la cooperación para el desarrollo, y forma parte de la comisión encargada de promocionar la participación laboral y social de las mujeres extranjeras en Holanda.

Recibirá el título de 'reina Máxima'

El heredero del trono holandés será coronado como rey Guillermo Alejandro en una ceremonia que se celebrará en Amsterdam el próximo 30 de abril, en la que su esposa, la argentina Máxima Zorreguieta, recibirá el título de reina Máxima, confirmó a Efe una portavoz de la Casa Real holandesa. "Tras la coronación de Guillermo Alejandro, Máxima adquirirá el título de reina", señaló a Efe la fuente, que también explicó que la primera en la línea de sucesión será la princesa Amalia, nacida en 2003.

El Parlamento holandés debatió en 2011 sobre si Máxima sería o no reina una vez que su esposo accediera al trono, lo que el Ejecutivo del primer ministro, el liberal Mark Rutte, zanjó entonces con un "será reina", recordó hoy la televisión pública NOS. En 2011 el entonces ministro holandés de Asuntos Exteriores, Uri Rosenthal, realizó el anuncio de que la princesa de Orange tendría el tratamiento de "reina Máxima", cuando su esposo accediese al trono, en respuesta a una petición formulada por tres partidos de oposición que consideraban que de no ser así podía haber discriminación de género, recordó Radio Netherlands.

Ese medio recordó que los esposos de las reinas Beatriz y Juliana, los príncipes Claus y Bernardo "nunca tuvieron el título de rey y sí el de príncipe consorte, ya que el de "rey" hubiera implicado ser la persona más importante del país".

Máxima Zorreguieta será la segunda latinoamericana en sentarse en un trono europeo después de que el 7 de octubre de 2000 la cubana María Teresa Mestre, esposa del Gran Duque de Luxemburgo, se convirtiera en la gran duquesa de ese país centroeuropeo. La reina Silvia de Suecia también tiene orígenes latinoamericanos, ya que su madre, Alice Soares de Toledo, era una dama de la alta sociedad brasileña en la ciudad de Sao Paulo.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation