Menú

Dos posibles nombres para la hija de Penélope Cruz y Javier Bardem

Penélope acaba de ser madre, pero no quiere desvelar ni el nombre de su hija.

0
Penélope acaba de ser madre, pero no quiere desvelar ni el nombre de su hija.
Penélope Cruz | Cordon Press

Hace pocos días la actriz salió del hospital "a escondidas" tras haber dado a luz a una niña. Ya se sabe que tanto a Javier Barden como a Penélope Cruz no les gusta que nadie hable de su vida privada. Por eso, la actriz obligó a todo el equipo médico de la Clínica Ruber a que firmase un contrato de confidencialidad, para evitar cualquier filtración sobre su embarazo, informa La Otra Crónica.

Pero, pese a los intentos de la pareja para que ningún medio se enterase de cualquier dato sobre el embarazo, no han sido suficientes. Al poco tiempo del nacimiento ya se sabía que había sido niña, información que a la pareja no les gustó, porque hasta el sexo de la pequeña querían mantenerlo oculto. El suplemento de El Mundo dice que ni el publicista de Penélope Cruz estaba autorizado a lanzar un comunicado sobre ello.

Lo que sí que han conseguido que aún no salga a la luz es el nombre de la niña. Ni sus amigos más cercanos saben cómo se llama. No quieren que se repita lo que pasó con su primer hijo, porque Santiago Segura dijo el nombre del niño en las redes sociales, por eso aún no les han dicho nada.

Según publica LOC, un amigo del matrimonio asegura que "uno de los nombres que pueden haber barajado es el de Victoria, por Victoria Abril". Aunque, también es posible que sea "Pilar". Mónica Cruz también intentó que no se supiera el nombre de su hija, pero no fue así, ya que se sabe que se llamará Antonella.

La educación de su hijo Leo

El hijo mayor de Penélope Cruz y Javier Barden va a cumplir los 3 años e irá a un colegio de Madrid. LOC publica esta semana que la pareja se está interesando por un el método Waldorf. Este plan educativo trabaja con "la integración total" de los niños, probando con distintos métodos para su aprendizaje.

Se basan en fomentar los idiomas, las artes y eliminan los exámenes como método de evaluación. Se borra la presión competitiva del reconocimiento y el premio, explica el suplemento. La motivación depende del propio alumno, y los profesores están ahí para estimularla, dependiendo de cada caso. Este método intenta adaptar a cada niño según sus facultades evolutivas.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD