Menú

Renée Zellweger, muy cambiada tras pasar por el quirófano

La actriz se ha sometido a múltiples tratamientos, poco invasivos, en las mejillas, boca, ojos y en la frente.

0
La actriz se ha sometido a múltiples tratamientos, poco invasivos, en las mejillas, boca, ojos y en la frente.
Renee Zellweger, muy cambiada | Cordon Press

Renée Zellweger se suma a la interminable lista de famosas que deciden pasar por un quirófano para rejuvenecer. La actriz, de 44 años, está estancada en su carrera y quizá por eso, ha decidido operarse , así evitar interpretar "a la madre del protagonista", es decir, papeles de mayor edad.

"Los tratamientos a los que se ha sometido son poco invasivos, pero múltiples. De ahí, su rejuvenecimiento", explica a la revista la doctora Gema Pérez Sevilla. Por lo visto, Renée se ha extirpado las bolas de grasa de Bichat que sirven para alargar la cara. También, se ha inyectado bótox en la frente, entrecejo y en las patas de gallo, utilizando una técnica nueva que consigue que al levantar la cola de la ceja se abra mucho la mirada.

Asimismo, se ha sometido a una remodelación de los párpados que le hacen parecer más joven. Esta es una de las operaciones que más se le nota, porque ya no tiene la piel excedente del párpado superior. Igualmente, podría haberse infiltrado ácido hialurónico no trabeculado en los labios para rehidratarlos. Y, se ha retocado el arco mandibular para conseguir un perfil más definido.

Para la doctora, el cambio más inapreciable de Renée Zellweger es la corrección en el dorso nasal. "Con la edad, las alas de la nariz se separan y se hace visible la unión de las narinas. Si se coloca ácido hialurónico entre ambos cartílagos, en sentido longitudinal, la punta nasal rejuvenece 15 años", corrobora Gema Pérez.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia