Menú

Tita Cervera: "Hemos abierto una puerta y tenemos que impedir que se cierre"

La baronesa se muestra ilusionada con su reencuentro con Borja.

0
Tita Cervera en Casa Lucio

Carmen Cervera acudió como invitada al almuerzo organizado por la peña periodística "Cuarto Poder" en el emblemático restaurante madrileño Casa Lucio, como viene siendo habitual desde que se creó dicha peña.

Para la ocasión, la baronesa Thyssen escogió un traje en tono crudo, de chaqueta y pantalón, y fue muy puntual, un detalle poco frecuente. "Estoy encantada por haber pensado en mí para compartir vuestro almuerzo y reunión, además tengo que deciros que este lugar me trae muy buenos recuerdos, porque vine en muchísimas ocasiones con el barón", comentó a su llegada.

Tita estuvo relajada, demostrando que posee un gran sentido del humor, y en sus palabras parecía que no quedaba rencor alguno después de la terrible guerra que ha mantenido con su hijo. "Entre Borja y yo no ha habido errores sino reacciones humanas, que yo no puedo juzgar. Lo que nos ha pasado ha sido un problema familiar, relacionado con lo económico", así lo describió.

Paloma Gómez Borrero, Lucio y su hija con la baronesa.

En el transcurso del almuerzo, a la vez que pasaba la cesta del pan, comentó. "Ahora, después de 7 años sin relación lo que tenemos que hacer es mirar hacia el futuro. Ni yo he perdonado, ni tengo nada que perdonar, simplemente hemos abierto una puerta, y tenemos que impedir que se cierre". Y quiso destacar: "En un futuro, me gustaría que Borja me sucediera".

Carmen no tuvo ningún problema en responder a todo lo que se le preguntó, mientras degustaba una copita de orujo. "Todas esas bobadas de las demandas ya están retiradas", explicó.

Cuando le preguntamos cómo estaba su relación con Blanca Cuesta, (su nuera), así lo definió: "Me llevo muy bien, y tiene que hacer muy feliz a mi hijo. No le he comprado ningún cuadro, pero tengo que reconocer que me gustaría mucho que me regalase uno".

La baronesa está feliz, ya no solo por haber recuperado a su hijo, sino porque también disfruta de sus nietos. "Nos llevamos muy bien, no me llaman abuela cuando estoy con ellos, me llaman Tita", comentó orgullosa. Y confesó que le haría una gran ilusión ser la madrina del próximo bebé que nacerá en breve, pero que no sabe si lo será. "No sabemos el sexo, ni siquiera los propios padres", matizó.

Al hablar de sus mellizas, el semblante de la cara le cambió. Y tan solo comentó que Borja hacía mucho tiempo que no las veía. Finalizó confesando que tiene tres pretendientes, pero quiso dejar claro que no está enamorada. "No me voy a casar, conozco muy bien lo que es el amor, y en estos momentos estoy muy bien así".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios