Menú

Los hijos de Ana Belén y Víctor Manuel, Marina y David, posan juntos

La revista Elle dedica un extenso reportaje a Marina y David San José.

Chic/Agencias
44
Los hijos de Ana Belén y Víctor Manuel, Marina y David, posan juntos
Marina y David San José. | Elle

Marina y David San José, hijos de la conocida pareja de artistas Víctor Manuel y Ana Belén, protagonizan la portada del próximo número de la revista Elle, donde posan por primera vez juntos.

Los dos hermanos han concedido en exclusiva una entrevista en la que hablan de sus respectivas carreras, de su próximo estreno en común de la película De chica en chica, de su infancia detrás de los escenarios y de lo que supone ser los hijos de dos importantes figuras de la cultura de nuestra país.

David, de treinta y ocho años, confiesa que "ser hijo de quien eres y dedicarte a esto es complicado, aunque me considero afortunado, por parte de mi padre y mi madre recibo bastante trabajo, eso me crea mucha responsabilidad, claro, pero me lo curro un montón, porque me apasiona lo que hago".

Los hijos de Ana Belén y Víctor Manuel | Elle



Antes de dedicarse de pleno a la música estudió un año de informática y otro de química. Fue su madre la que le aconsejó y animó a que hiciera de su afición una profesión. "Toqué el piano desde muy pequeño y, cuando empecé a salir con chicas, me pasé a la guitarra, porque en un parque no puedes ir con un piano" añade. Está detrás de numerosas canciones y de la producción de algunos discos de sus padres, pero sacar su propio disco le daría mucha vergüenza dice.

Marina, la pequeña de los dos, ha heredado el amor por la interpretación. Su carrera empezó gracias a que sus padres no le dejaron tomarse un año sabático cuando decidió dejar de estudiar y aunque, no le ha ido mal, todavía tiene mucho camino por delante. "Aún no he tenido la opción de escoger los trabajos, pero no lo vivo como una frustración, porque no sé cómo se desarrolla la carrera de otro modo" asegura.

De pequeña su segunda casa era el backstage, "correteaba entre cajas, abría y cerraba puertas y cotilleaba por todos los rincones", cuenta entre risas. Ahora cuando se baja del escenario, la actriz tiene a una perra, dos pájaros, ranas y peces esperando en casa. Aunque decidió no estudiar veterinaria, su pasión por los animales le ha llevado a convertir su casa en un verdadero zoo. "Mi primer trabajo fue de paseadora de perros", recuerda en la que, sin duda, es su entrevista más sincera.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation