Menú
Carlos Pérez Gimeno

Manuel Díaz: "No se puede obligar a nadie a que a uno le quieran"

Se trata del primer acto social de Manuel Díaz después de haber ganado a su padre en los tribunales.

Se trata del primer acto social de Manuel Díaz después de haber ganado a su padre en los tribunales.
Manuel Díaz | Cordon Press

La expectación estaba servida. Era la primera vez que Manuel Díaz 'El Cordobés' asistía a un acto público después de haber ganado la batalla en los tribunales a su padre, el que también fuera matador de toros Manuel Benítez 'El Cordobés'. El torero ha sido elegido padrino de la inauguración de Quiauto, un concesionario de la marca de coches Jaguar, en la localidad de Alcalá de Henares.

Manuel hizo su aparición con una gran sonrisa, y como él mismo comentó, se debe a lo tranquilo que se siente después de todo lo ocurrido. "Me encuentro muy bien, ya no solo por mí, sino también por mi madre y mi familia. Aunque tengo que reconocer que estoy raro, y que, sobre todo, no estoy orgulloso. Hubiera preferido que todo esto se hubiera resuelto de manera diferente, pero estoy bien", declaró.

Manuel, respecto a sus apellidos, comentó que no ha decidido si los va a cambiar. Lo que sí está claro es que está muy contento con sus hijos, y que su hija Alba, que es la mayor (y la que más cuenta se da de todo), le ha dado la enhorabuena. "Tiene 16 años, los otros son más pequeños. Manuel lo que me preguntó fue si ahora iba a aparecer su abuelo, mientras que la pequeña, Triana, lo que hace es imitarle. Abre las piernas igual que él y dice, "mirad igual que el abuelo", comentó entre risas.

Manuel Díaz y Carlos P. Gimeno

A lo largo de la conversación, Manuel admitió que el criarse sin padre ha sido difícil. "No te sientes completo, te faltan muchas cosas que se echan de menos. No se puede obligar a nadie a que a uno le quiera. Lo que si tenía muy claro es que el ser toda la vida un presunto no es lo que quería".

Habla sin rencor, pero sí con contundencia, y quiso dejar muy claro que si algún día coincidiera con su padre, no se lo llamaría. "El hacer un hijo no significa ser padre, eso es otra cosa. A veces se puede ser padre sin haber hecho el hijo. Lo que sí le diría a Manuel Benítez, si algún día nos viéramos y hablásemos, es por qué hemos tardado tanto, y que me explicase el miedo que tiene a enfrentarse a la verdad".

El diestro confía que algún día surgirá ese acercamiento, aunque no piensa en provocarlo. Lo que si comentó es que en su casa siempre habrá una habitación libre para él.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso