Menú

El misterio de la herencia de Paquirri que salvará a Isabel Pantoja

Carlos Pérez Gimeno, Alaska y Carmen Jara comentan la actualidad rosa en esRadio.

0
Crónica Rosa: La herencia de Paquirri Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Carlos Pérez Gimeno, Alaska y Carmen Jara comentan la actualidad rosa en esRadio.
Paquirri y Pantoja | Archivo

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha contado con Carlos Pérez Gimeno, Alaska y Carmen Jara para debatir todos los temas de la actualidad social. Incluyendo las revelaciones sobre Isabel Pantoja que esta semana ha publicado Diez Minutos, que habría descubierto una herencia desconocida que, 32 años después de la muerte de Paquirri, podría ayudar a saldar sus deudas.

Algo que extrañó en la crónica rosa de esRadio. Tal y como aseguró Federico Jiménez Losantos, "no puede ser que en treinta años alguien tenga una finca y no lo sepa. Cada año Hacienda te obliga a pagar y Andalucía no es como Madrid, te crujen por todas partes".

Isabel acaba de descubrir, dice la revista, que la herencia de su difunto esposo incluye tres propiedades en el término municipal de Medina-Sidonia, cerca de Cantora. Sus gestores han dado el aviso a la cantante mientras ponían al día su patrimonio de cara a saldar sus deudas. Dos de los tres terrenos sigue estando a nombre de Paquirri, completamente libres de deudas; mientras el tercero está a nombre de su difunta exmujer, Carmina Ordóñéz.

Por lo tanto, Pantoja tiene disponibles dos nuevas propiedades -una de ellas urbanizable- que podrían significar su salvación económica. Este terreno fue comprado por Francisco Rivera en el año 83, casado ya con Pantoja, y tiene una superficie de 27 hectáreas rústicas. Se podría catalogar como urbanizable y su venta podría llegar a un valor de un millón de euros.

En todo caso, y volviendo a la segunda de las propiedades, ésta se encuentra también a nombre de Paquirri, aunque tiene un valor mucho menor que la primera. Fue adquirida cuando el diestro estaba soltero, en el año 1969, y sigue registrada a su nombre 32 años después -informa Diez Minutos- por lo que también pasaría "limpia" a Pantoja.

A diferencia de la tercera de las propiedades, 37 hectáreas rústicas que en el Registro están a nombre de Carmina Ordóñez y que, por tanto, pasarían a ser de los herederos de ésta: Fran, Cayetano y Julián.

Y es aquí donde surgen los verdaderos problemas. Hay fuentes que señalan que esta finca, llamada La Garza, no era tan desconocida para Pantoja... y es que aparece en el registro de propiedades de Encarna Sánchez, en tiempos muy cercana a la tonadillera. Según recoge la biografía de la periodista, Ahora es mi turno, mentirosos sinvergüenzas, de Julián Fernández Cruz, existe un documento en el que se refleja la venta de esta propiedad por parte de Pantoja a Encarna Sánchez, que nunca la vambió de nombre y por tanto continúa a nombre de Carmina.

Y aún hay más: tras la venta, la cantante siguió recibiendo una renta mensual por los explotadores de la finca, pese a que ya la había vendido. Según cómo la fallecida periodista comprase y cediese a Pantoja esos terrenos, es algo que podría explicar por qué esas propiedades no vienen en los listados de propiedades de Pantoja. Y por qué nadie habría pagado impuestos por ello.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD