Menú

Cuando Kiko Matamoros se enamoró de Makoke (subida a un Porsche)

Llega una de las bodas más esperadas de la temporada, la de Kiko y Makoke. 

0
Llega una de las bodas más esperadas de la temporada, la de Kiko y Makoke. 
Kiko Matamoros y Makoke | Cordon Press

Después de 18 años de amor, de decenas de exclusivas televisivas y de unas cuantas polémicas, llega por fin la muy anunciada boda de Kiko Matamoros y Makoke. La pareja contraerá matrimonio este viernes en el madrileño Soto de Viñuelas, y las exclusivas fotografías del enlace las servirá Lecturas el mismo lunes.

Una ceremonia con unos inicios de lo más conflictivos, que a día de hoy siguen trayendo disputas de Kiko con sus hijos, con los que no tiene relación o la tiene muy mala. Matamoros confiesa que se enamoró de la que hoy se convertirá en su mujer mientras aún seguía con la madre de sus hijos, Marián Flores, algo que -naturalmente- ha roto en dos la familia.

El flechazo

La primera vez que Kiko y Makoke coincidieron fue en noviembre de 1997, durante la inauguración de un restaurante que había abierto su hermano cuando Makoke trabajaba en Música Así. Aunque el colaborador de Sálvame no sabía que trabajaba en la televisión, enseguida se sintió atraído por ella. Después del primer encuentro coincidieron un par de veces en el restaurante que ambos frecuentaban, pero fue cuando Makoke necesitó un cambio de representante cuando se dieron los primeros pasos hacia una relación de pareja.

Makoke paso a la cartera de representados de la agencia de Kiko y las chispas empezaron a saltar. Cuando Kiko, según él relata, vio conducir a Makoke un Porsche descapotable fue cuando supo que realmente sentía algo por ella.

Inicio de la relación

La relación representante/artista se fue estrechando y Kiko fue calando en Makoke. El sentimiento ya era mutuo, pero faltaba la guinda final. El polémico colaborador aprovechó un viaje de negocios para arrancarse a besar a la que ahora se convierte en su mujer, mientras quien era su esposa en ese momento cuidaba a sus hijos en casa y daba a luz a Irene.
Con la llegada del verano Kiko tenía más libertad y se instaló en el sur, cerca de Makoke y alejado de Marián, que no podía soportar la frenética vida de su pareja y ya se olía lo que era una ruptura anunciada.

Tras un verano de encuentros y diversión, Makoke dio un ultimátum a Kiko y le hizo elegir entre ella y Marián. La elección fue obvia, siendo el origen de una de las parejas que más platós ha recorrido a lo largo de su historia, enfrentándose a todos aquellos que no creyeron en su amor o han intentado destruirlo.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD