Menú

Curiosidades de la reina Letizia el día de su santo: ¿por qué su nombre se escribe con zeta?

Este lunes es la festividad de Santa Leticia, un nombre poco frecuente. El de nuestra Reina, sin embargo, se escribe con zeta...

0
Curiosidades de la reina Letizia el día de su santo: ¿por qué su nombre se escribe con zeta?
La reina Letizia | Cordon Press

Se celebra este lunes 13 de marzo la festividad de Santa Leticia. No es nombre que abunde en España, aunque tampoco podríamos calificarlo como inusual. De origen latino, significa alegría. Aunque también se le aplica otra acepción, la de la felicidad. Al menos así he averiguado que sucedía en la Inglaterra medieval, claro está que ya escrito su nombre como Lettice. En Francia es Laetitia, y así recordamos llamarse una conocida modelo y asimismo actriz, Laetitia Casta. De lo que no tenemos duda es que Letizia, con zeta, existe únicamente en Italia y en Córcega. Porque como decíamos líneas atrás aquí en España tal apelativo se escribió y se sigue escribiendo con la letra c. Entonces, ¿por qué nuestra Reina lleva en su carné de identidad su nombre con zeta, ya del todo familiar desde que todos los españoles supieron de su existencia?

Letizia Ortiz Rocasolano nació en Oviedo el 15 de septiembre de 1972 y fue bautizada el 29 de septiembre en la parroquia de San Francisco de la capital del Principado. Una vez que se anunció su compromiso matrimonial con don Felipe de Borbón, entre los datos que se publicaron, sin saber a ciencia cierta a quién atribuírselos (al menos, eso ocurre en nuestro caso) figuraba la supuesta explicación de por qué fue inscrita con un nombre que no es castellano. Y era que en el Registro Civil, el encargado de inscribirla… ¡era italiano!

Ya es raro que en esa dependencia, en este caso de Oviedo, no fuera un funcionario español, que sería lo normal. Pero, ¿y luego, en el otro Registro, el de la iglesia de San Francisco? ¿También era italiano quien la inscribió? ¿O simplemente aceptó, así porque sí, escribirle ese nombre de la Santa con la dichosa zeta? Naturalmente lo expuesto sobre el particular hasta aquí no deja de ser una anécdota apenas sin importancia. Pero es que nos estamos refiriendo al nombre de la reina de España, por lo que la curiosidad para averiguar quién o quiénes participaron de ese supuesto error o fallo se justifica de alguna manera. Y ello nos lleva a pensar, con lógica, que sería un familiar de primer grado el encargado de inscribir a la niña.

Y pudo ser la madre, Paloma Rocasolano. Un madre muy joven que se casó con sólo dieciocho años, cuentan que luciendo minifalda ante un sacerdote progre, que al poco tiempo se secularizó. Y es que ella, Paloma, era así también, progre como se decía entonces. De profesión enfermera. Y muy interesada entonces, al principio de los años 70, por los problemas de los trabajadores. Al punto que pasó buena parte de su juventud como liberada sindical, en UGT y luego en el sindicato de enfermería, Satse. Así es que concluyendo la anécdota, quizás Paloma Rocasolano no supo distinguir esa ce de la zeta. Y escribió Letizia. Por un despiste. Ignorante acaso de cómo debía escribirse según la gramática castellana. Puede que ahora resulte más chic.

Luego aquello del funcionario italiano era un camelo, fuera Paloma u otro familiar el autor del desaguisado. Gracias a un sobrino suyo, David, supimos cuando se publicó su libro Adiós, princesa, que los padres de Paloma se opusieron en su día a la boda de ésta con Jesús Ortiz. Lo creían un chico sin oficio ni beneficio. Al fin, cuando se celebró la boda, él puso en el acta matrimonial que era estudiante. No llegó a terminar entonces Derecho y después se dedicó al periodismo y a las relaciones públicas, a la publicidad, con mucho éxito, ayudado por su paisano, Lalo Azcona, millonario dueño de una empresa de comunicación. Pero eso ocurrió ya estando Jesús Ortiz separado de Paloma Rocasolano, pues durante la época de su convivencia pasaron serias dificultades económicas. El tal David Rocasolano refería haberlos visitado en su modesto piso madrileño, en invierno, donde vivían sus tres primas (Letizia, Telma y Érika) y todos vestían con batas o ropa gruesa, dado el frío que hacía: no disponían de calefacción. La separación de sus padres fue un golpe muy duro para la familia. Para Letizia constituyó un trauma serio y tomó partido por Paloma, su madre, con quien se quedó a vivir. Y a partir de entonces las relaciones con su padre fueron muy tirantes.

Volviendo al tema con el que iniciamos estas líneas, el de la grafía de Letizia, sépase, por ejemplo, que en el acta de su primer matrimonio con el profesor Alonso Guerrero Pérez celebrado en el Ayuntamiento extremeño de Almendralejo figura el nombre de la novia escrito con c, es decir Leticia Ortiz Rocasolano. Lo mismo que cuatro años después sucedía en la sentencia de divorcio de la pareja dictada en el Juzgado de Arganda del Rey. También allí se escribió Leticia.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios