Menú

El drama de Charlize Theron: con 16 años presenció la muerte de su padre a tiros de su madre

Está en Madrid presentando su última película, Fast and Furious 8, donde interpreta a la mala de la función. 

0
Charlize Theron | Cordon Press

Se encuentra en nuestra capital la espectacular belleza cinematográfica Charlize Theron, que ha venido para presentar su último trabajo, la película Fast and Furious 8, que es una saga de aventuras a la que se ha incorporado en su octava entrega. Es la villana de la historia, mujer intrigante que arrastra a un casado Vin Diesel –que la acompaña en este viaje a Madrid- al mundo del crimen. "El terrorismo tecnológico en persona", denomina a su personaje otro de los actores. O más concretamente: una "ciberterrorista". Es el primer filme desde hace mucho tiempo que una productora norteamericana rueda en Cuba, con una espectacular carrera de coches en pleno Manhattan en la que se destrozan unos cuantos de alta gama, según hemos conocido a través de un "tráiler". ¡Qué pena de automóviles!, diría cualquiera de los que tienen un modelo del año de la pera.

En la noche de este jueves, 6 de abril, Charlize Theron ha comprometido su presencia en El Hormiguero, donde se las verá por segunda vez con "el pelirrojo de Requena", un Pablo Motos cada vez más crecido a juzgar por los índices de audiencia de su ameno programa. En el que ya estuvo en otra ocasión en la que preguntó a esta deslumbrante estrella por las razones de que en una nueva versión de "Blancanieves" rodada por ella aparecieran ocho enanitos. "Porque se les olvidó a los productores que eran siete y no estaba bien despedir al enano de más. Esperamos que en una nueva entrega puedas tú venir como noveno enano". Esa noche, el presentador que nunca fichará por la NBA, trató de estar, con buen humor como siempre, a la altura de su escultural invitada. Rubia, alta, de ojos claros, suele llevar peinados sorprendentes y ultimamente le ha dado por lucir media melena con ondas, caída sobre la derecha de su rostro y sin el flequillo de otras veces.

charlize-hormiguero.jpg
Charlize Theron, con Kristen Stewart en su anterior visita | Atresmedia

Nacida en Sudáfrica hace cuarenta y un años, pero nacionalizada estadounidense, creció en una granja que sus padres cuidaban en Johannesburgo. Ya de jovencita, con un carácter algo rebelde, destacó por su afán de llamar la atención, desfilando como modelo y actuando en funciones teatrales de aficionados. Pero no estaba a gusto con su físico. Quería ser bailarina y se matriculó en una academia de danza. Una lesión a los catorce años la apartó del baile. Y dos después, en una fecha que jamás ha olvidado, el 21 de junio de 1991, presenció una trágica escena imposible de olvidar. Su padre apareció en casa totalmente borracho, y la emprendió a golpes violentamente con su esposa, quien llegó a coger un revólver y disparar contra su agresor, que cayó muerto al suelo en el acto. El jurado declaró absuelta a la mujer por haber actuado en defensa propia ante su hija, la atemorizada Charlize Theron.

No pudiendo cumplir sus sueños de bailarina se convirtió en modelo y obtuvo un contrato en Milán, adonde viajó con su madre y posteriormente a Nueva York, que es donde empezaría a desarrollar su carrera de maniquí. Estando un día ante la ventanilla de un banco con el propósito de cobrar un cheque que le había entregado su madre por importe de quinientos dólares, que le eran muy necesarios en ese momento, escuchó de labios del cajero que no podía satisfacer el importe de aquel talón. Fueran las razones que fueran, la guapa sudafricana armó tal follón que constituyó un gratuito espectáculo de furia para el resto de la clientela de la entidad bancaria, entre la que se hallaba un agente artístico. Pasados unos minutos y ya calmada, Charlize Theron se quedó con una tarjeta que le extendía aquel circunstancial caballero, dedicado a descubrir nuevos talentos para el cine. Le comentó que con su atractivo físico y el fuerte carácter que emanaba de aquel incidente no le sería difícil hacer algún papelito en una serie dramática. Y ahí es, de un modo tan casual, donde se iniciaría la biografía cinematográfica de Charlize Theron.

Tras los inevitables primeros escarceos en la pantalla con esporádicas apariciones le llegaría su consagración como actriz a partir de Pactar con el diablo con un reparto encabezado nada menos que por Al Pacino y Keanu Reeves. Woody Allen la tuvo a sus órdenes en Celebrity y La maldición del escorpión de jade. En 2003 ganó un Óscar por su interpretación en Monster. Y en 2012, saltándonos deliberadamente otros interesantes trabajos rodó Prometheus, dirigida por Ridley Scott. Al margen de la atención que le concedan los cinéfilos, cualquiera ha podido contemplar su rostro en las páginas de las revistas o en los "spots" televisivos anunciando un perfume muy publicitado de la firma Christian Dior.

Nos encontramos ante una bellísima mujer de gran personalidad y marcada idiosincrasia que no ha tenido suerte hasta ahora con sus parejas, pues continúa soltera, que sepamos. Entre 1998 y 2001 convivió con un tal Stephan Jenkins, vocalista de la banda Third Eye Blind. Nada más romper con él tuvo como compañero durante nueve años al actor irlandés Stuart Townsend, con quien protagonizó dos películas: Atrapada y Juegos de mujer, esta última con el concurso de Penélope Cruz. Finalmente se fue a vivir con Sean Penn. Dos caracteres encontrados, sobre todo el del conflictivo y duro galán, lo que desembocó en peleas hasta decirse adiós dos años después. Si nunca ha querido casarse tampoco parece que haya insistido en quedarse embarazada. Sea o no por decisión propia o por otras razones, el caso es que no tuvo hijos propios en esas tres relaciones, pero sí adoptó un par de niños, Jackson y August.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios