Menú

'Supervivientes' consigue lo imposible: visitas sorpresa a Gloria Camila y la unión de los Matamoros

Los espectadores fueron testigos de la aparición de Rocío Flores y de las lágrimas de Laura Matamoros por una carta de su padre.

0
Los espectadores fueron testigos de la aparición de Rocío Flores y de las lágrimas de Laura Matamoros por una carta de su padre.
Ortega Cano, Gloria Camila y Jorge Javier | Telecinco

La gala 11 de Supervivientes fue todo emociones. El programa consiguió el regreso de José Ortega Cano a un plató y la primera aparición pública de Rocío Flores Carrasco en la televisión. Los dos acudieron para recibir a Gloria Camila, expulsada la semana pasada y la sorpresa para ella fue mayúscula. Jorge Javier Vázquez tuvo la oportunidad de entrevistar al padre de la concursante, que sólo tuvo palabras buenas para su hija. "Me he quedado sorprendido. La he visto con mucha valentía y adaptándose a todo. Fui yo quien la animó a concursar porque sería un cambio radical en su vida. Ha tenido carácter pero también ha sido una chica muy sensible... Podría haber sido finalista perfectamente", dijo orgulloso.

Pero, ¿qué opina Ortega Cano de la petición de mano de Kiko a su hija Gloria? ¿Se han precipitado como declaró recientemente? El extorero fue más prudente y no puso pegas en directo: "Han hecho un compromiso delante de toda España que a ver a quién se le ocurre echarse para atrás. Tienen mi apoyo para todo y Kiko ya tiene las puertas de mi casa abiertas desde hace tiempo".

ortega-cano-supervivientes.jpg
Ortega Cano y Jorge Javier

La siguiente visita fue de amigos y familiares, pero destacó la aparición en plató de Rocío, sobrina de Gloria, a quien nunca habíamos visto antes en Telecinco. La hija de Rocío Carrasco llegó muy nerviosa, abrazó a su tía y mejor amiga y salió rápidamente, pero el presentador aprovechó la oportunidad y trató de sacarle algunas declaraciones sin demasiado éxito. Jorge Javier le ofreció entre risas ser concursante de Supervivientes 2018 aunque Rocío prefiere mantenerse apartada de la televisión.

rocio-flores-supervivientes.jpg
Rocío Flores

La otra sorpresa de la noche la dio Diego Matamoros, que por fin pudo volar a Honduras para visitar a su hermana Laura. La joven no ha pasado su mejor semana en el concurso entre bajadas de tensión y fiebre, pero nada más ver a su hermano se le pasaron todos los males.

El mayor de los hermanos llegó con una pizza para Laura y varias cartas del exterior, entre ellas la de su padre Kiko Matamoros. Nada más empezar a leerla en alto, la joven empezó a llorar. "Es que nunca había recibido una carta de mi padre", confesó entre lágrimas mientras Diego reconocía que había obligado a Kiko a escribirla. Nada tiene que ver la relación de los hermanos con su padre desde aquel fatídico Gran Hermano VIP donde se pasearon por platós y revistas criticándole día sí, día también. Diego ha acercado posturas con su padre en las últimas semanas, mientras que Kiko no puede evitar defender a ultranza a Laura y su paso por el concurso, incluso en contra de la organización.

matamoros-supervivientes.jpg
Laura llora al leer la carta de su padre

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios