Menú

Una 'influencer' denuncia el cierre de su cuenta: "El trasfondo de todo esto es que estoy gorda"

Natcurvylicious (Natalia Lozano) recibe a diario insultos en Instagram. La red social ha cerrado su cuenta sin explicaciones.

Natcurvylicious (Natalia Lozano) recibe a diario insultos en Instagram. La red social ha cerrado su cuenta sin explicaciones.
Natalia Lozano | Instagram

"Somos conscientes de que es posible que algunas personas quieran compartir imágenes de desnudos de carácter artístico o creativo; sin embargo, por diversos motivos, no permitimos que se publiquen desnudos en Instagram [...] También se aplica a algunas fotos de pezones femeninos". Las Normas comunitarias de Instagram son claras y de sobra conocidas. Lo que no prohíbe son semidesnudos, modelos en ropa interior o bikini. Pero el sesgo parece ser diferente según quién esté detrás de la cámara. Es lo que denuncia Natalia Lozano, una joven madrileña más conocida como Natcurvylicious a la que Instagram ha cerrado la cuenta sin avisar.

Su perfil, al igual que el de miles de mujeres en todo el mundo, es una defensa del cuerpo femenino natural, las curvas y los kilos. Nunca quiso ser abanderada del movimiento body positive –que lucha por la aceptación del cuerpo– pero con sus fotos se convirtió en una representación visible del mismo. Desde que empezó en Instagram hace más de dos años, la suya era una lucha personal, mostrándose dueña de su cuerpo y segura de sí misma. Su caso ha reabierto la polémica del desprecio hacia las tallas grandes y CHIC se puso en contacto con ella para conocer su caso. "Esto lo hago porque me llena y me aporta. Va mucho más allá de la ropa, las uñas y las pestañas y mi vida sería muy diferente sin ello".

El body positive es una corriente muy celebrada en el mundo de la moda y las redes sociales, pero la decisión personal de Natalia de mostrar su cuerpo semidesnudo le ha valido insultos y vejaciones. Es fácil encontrar fotografías como las suyas en Instagram, pero a diferencia de las demás, Natalia asegura que su caso se debe a la 'gordofobia' que sufre desde que comenzó a tener un perfil más alto.

nataliza-lozano2.jpg

Ha sufrido suplantaciones de identidad y recibido comentarios humillantes, pero lo más grave llegó cuando descubrió que en determinados foros de internet se maquinan complots para denunciar su cuenta de forma masiva para que Instagram la cierre. Lo denunció, publicó el nombre del foro y todo fue a peor. Los hilos publicados en esta web enseñan comentarios de auténtico odio desproporcionado, incluso algunos usuarios desvelan detalles muy íntimos de su vida personal. Varias mujeres dan los pasos a seguir para denunciar su perfil y no es la única que lo ha sufrido. "El susto, por lo menos, se lo lleva", escriben. La cuenta ha terminado cerrada sin aviso, motivos ni solución para recuperarla. "En el momento en que te ves sexy y poderosa eres una 'hija de puta', una 'creída', una 'guarra' o una 'puta'". Son algunos de los improperios que recibe día a día. "Me metí en ese foro y fue el mayor error de mi vida".

Sus haters dicen que Instagram le ha cerrado la cuenta por comprar seguidores, aunque ella lo niega. Otros aseguran que ha incumplido las Normas comunitarias, pero nunca ha publicado un desnudo integral. Natalia comenta que usuarios a los que bloquea por insultarla, se abren perfiles nuevos para seguir humillándola. Ella se defiende: "No me meto con nadie. Creo que no gusta mi actitud con mi vida y mi cuerpo. Hago las cosas que puede hacer una modelo normal, con mi toque personal. Me consideran vulgar. Es un estigma de la sociedad: las chicas delgadas pueden hacer ciertas cosas que las chicas gordas no porque está mal visto".

nataliza-lozano1.jpg
Una de las fotos de Natalia fue publicada en la revista 'Plus size models'

Guste o no, la decisión de Natalia de mostrar su cuerpo es algo personal y las simples opiniones negativas se han convertido en críticas destructivas. "En Instagram, al principio me enfadaba muchísimo y contestaba, luego he tenido rachas de ignorar. Cuando descubrí que [en el foro] eran todo mujeres despellejándome viva, me quedé hecha polvo". "No es por creída, el trasfondo de todo esto es que estoy gorda". Natalia intenta recuperar su cuenta de 153.000 seguidores, ya que había hecho de ella una fuente adicional de ingresos y una forma de sentirse mejor consigo misma. "Me sentiría vacía sin ella. Me sentiría derrotada y ganada. Si me voy de Instagram, que sea porque me he cansado, pero por esto no va a ser. El éxito va de la mano del odio".

Temas

En Chic

    Servicios