Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

David Copperfield, obligado a desvelar un truco de magia tras la lesión cerebral de un espectador

Un espectador sufrió heridas que derivaron en una lesión cerebral mientras ejecutaba el truco "Lucky 13".

Chic
0
David Copperfield en uno de sus trucos | Cordon Press

El mago David Copperfield ha sido obligado a explicar uno de sus trucos de magia. Una demanda del excocinero británico Gavin Fox ha sentado en el banquillo al legendario ilusionista por una supuesta negligencia, y le ha forzado a contar cómo realiza uno de sus célebres trucos, el denominado "Lucky 13".

En ese truco, Copperfield hace desaparecer a un grupo de espectadores –13– elegidos al azar mediante pelotas infladas que se lanzan al público. Tras desaparecer, dichas personas reaparecen detrás de la audiencia, en la parte trasera del teatro.

Hace cinco años, Fox asistió a uno de los espectáculos de Copperfield en Las Vegas, y fue uno de los elegidos para ayudarle en uno de sus trucos. No obstante, todo derivó en un accidente que acabó provocando una lesión cerebral a Fox, además de diversas heridas. Tras pasar por el quirófano y pagar facturas de 300.000 euros en médicos, las secuelas son notables.

Según ha tenido que explicar el productor ejecutivo del mago, Chris Kenner, en el espectáculo los participantes son conducidos por un sistema de pasillos desde el escenario hasta el lugar donde reaparecen. De hecho, incluso atraviesan la cocina del recinto. Durante ese rápido recorrido, Fox resbaló y cayó, dislocándose el hombro y provocando una lesión crónica que derivó en una cerebral.

David Copperfield ha realizado este truco "satisfactoriamente" durante más de 15 años, con más de 100.000 participantes, pero los abogados de Fox señalan que se trata de un proceso peligroso. Kenner, durante su comparecencia, se limitó a negar que lo fuera.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios