Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Las extrañas reacciones de María José Campanario durante su juicio contra Kiko Hernández

La mujer de Jesulín de Ubrique interpuso una demanda contra el colaborador en el mes de enero por dañar su honor. 

Chic
0
María José Campanario | Mediaset

La guerra de María José Campanario con los colaboradores de Sálvame parece no llegar a su fin y después de verse la cara en los juzgados con María Patiño ahora le ha tocado el turno a Kiko Hernández. La mujer de Jesulín de Ubrique interpuso una demanda contra el colaborador en el mes de enero por dañar su honor, aunque tal y como desvelaron este miércoles en Sálvame, la intención de Campanario era la de demandar a tres colaboradores pero solo se admitió a trámite el proceso contra Kiko.

Según María José, el ex gran hermano hizo público su diagnóstico médico después de estar ingresada en un centro psiquiátrico por los grandes dolores que sufría a causa de la fibromialgia que padece desde hace años. Kiko Hernández defiende que tanto la dentista como su hermano fueron los encargados de hacerlo público en una revista y en redes sociales. El colaborador conectó con su programa después del encuentro en los juzgados y explicó que vivió una situación muy tensa a la par que surrealista, confesando que María José se dedicó a hacerle fotografías durante el juicio. "Ella estaba presente cuando yo he declarado. Ha guardado silencio absoluto durante mi declaración. Me han llevado a juicio por decir que había una persona muy conocida de este país, María José Campanario, que se había caído en su cuarto de baño por un ataque de ansiedad motivado por una bronca con su marido. Ella, a los dos meses de decir yo esto, se hizo una portada hablando de esos ataques de ansiedad", comentó Kiko.

Además, contó que cuando su abogado mostró todas las veces que ha hablado de su enfermedad en las revista ella "se puso a llorar", saliendo incluso Jesús Janeiro a consolarla. "Lloró al final del juicio porque el abogado le ha recordado todo lo que ha vendido en prensa. Jesulín le ha secado las lágrimas. El padre también estaba allí y María José se ha puesto a gritar y a decirle fuera de la sala: '¡Me está desafiando, me está provocando!'. Yo he pensado: 'pero ¿dónde se cree que está?'". María José pasó del llanto a la risa cuando abandonó las instalaciones sin responder a las cámaras del programa de Telecinco que le esperaban a la salida. Kiko también aseguró que la mujer de Jesulín le insultó tras finalizar el juicio: "Cuando hemos salido de la sala me ha insultado. 'Ahí va el gili... éste a su pu... programa'. No la he respondido".

Un juez tendrá ahora que decidir si realmente se ha atentado contra el honor de Campanario, pero Kiko Hernández se muestra de momento muy tranquilo y convencido de su inocencia.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios