Menú

Sara Carbonero, sobre su tumor: "No dije la verdad a mi familia"

Carbonero vuelve de la decadente Lisboa para presentar su nueva línea de accesorios. También ha hablado de su peor momento.

0
Sara Carbonero | Cordon Press

Sara Carbonero ha estado en Madrid para presentar su nueva colección de pendientes y accesorios, Agatha by Sara, bautizada con el nombre de Mi Mar, una línea diseñada para Agatha París.

La esposa de Iker Casillas está feliz viviendo en Oporto. "Es una ciudad muy tranquila, y me encanta que sea tan decadente. Ya estamos muy acoplados allí, llevamos 4 años y ésta es mi cuarta colección, inspirada en el mar y la tranquilidad. No me importaría quedarme a vivir allí. Mi vida es como la de cualquier mamá, vivo en torno a mis hijos; tengo la suerte de tener mucho tiempo para ellos. Tanto Iker como yo los llevamos al colegio, y también intento hacer cosas, no me quedo en casa porque tengo mis reuniones, hago deporte, escribo, y además hablo muy bien el portugués".

Sara, al preguntarle si les gustaría aumentar la familia, lo tiene muy claro. "No me importaría y si fuera varón, tampoco. Si veniera una niña, seria magnifico, pero de verdad que si fuera otro chico, me encantaría. Son súper cachondos, tienen muy buen carácter, me parto de risa con ellos. Como no tengo niñas, no lo echo de menos, si viene, pues muy bien, y al contrario, igual".

La Navidad, según comentó, lo pasaran en familia, como todos los años. Unos días con la familia de Iker y otros con la suya. "Tenemos muy pocos días, y la verdad es que no paramos".

A Sara hace un tiempo le detectaron un bulto en un pecho, y cuando se le preguntó como estaba, dijo que ya estaba olvidado. "Tuve la suerte de que fue benigno, aunque eso nos puede pasar a cualquiera. Lo que hay que hacer siempre son revisiones, entiendo que el tema de ir al médico no es fácil, pero no queda otro remedio. Esas cosas siempre te dan miedo mientras esperas el resultado de las pruebas, pero hay que enfrentarse a ello. Cuando me lo dijeron me asusté, y por supuesto se lo dije a Iker, que vino siempre conmigo mientras me hicieron las pruebas. A mi familia les engañé diciéndoles que estaba todo bien, y una vez que me dijeron que era benigno, ya le conté toda la verdad. Preferí hacerlo así para no asustarles. Ye está todo pasado y olvidado".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios