Menú

La advertencia que la Policía ha hecho a Kiko Hernández tras el inquietante robo

El robo a la casa de Kiko Hernández se torna cada vez más y más inquietante. Él está afectado, pero mantiene la cabeza alta. 

Chic
0
La advertencia que la Policía ha hecho a Kiko Hernández tras el inquietante robo
Kiko Hernández | Gtres

Kiko Hernández protagoniza la portada de esta semana navideña en Diez Minutos. Lo hace, naturalmente, tras el robo de documentos en su casoplón madrileño, uno de los varios que tiene en propiedad.

Kiko se muestra inquieto, pero también seguro de sí mismo. No tiene miedo de lo que quieran desvelar los ladrones, a quienes advierte que se les va a "atragantar el polvorón".

Y es que el hurto no ha sido solo de objetos de valor, de los muchos que pudiera tener en el interior de la casa, sino casi exclusivamente de documentos periodísticos que mantenía custodiados y en secreto. "No sale a luz ni un 30% de la información que me llega", dice el colaborador de Sálvame.

La Policía, naturalmente, ya está en el caso, y son los que precisamente han advertido a Kiko de lo extraño del robo: no se han llevado objetos de valor pero "sí han sustraído discos duros, cámaras de fotos y de vídeo, cds con fotografías y todos los móviles que Hernández ha tenido desde hace años con toda la info acumulada en ellos", expone Diez Minutos.

Kiko está seguro, por la naturaleza del robo, de que los ladrones conocían muy bien su casa, que no es su residencia habitual sino su anterior vivienda, Villa Chatín, y otra construcción contigua. El reportaje muestra cómo accedieron a la vivienda con fotografías exclusivas de Diez Minutos.

"No sé ni cómo hice el programa ese día", dice Kiko en la entrevista, donde asegura también que no se acercó personalmente a las casas ese día, ya que tenía trabajar y tenía miedo de comprobar el estado de sus enseres. Se reconoce "hecho una mierda" pero tiene fuerzas suficientes para advertir a los ladrones, de quienes sospecha la identidad.

"Saber que han tocado tus cosas más personales es una sensación humillante", dice Kiko Hernández, que ya ha comprobado que han desaparecido muchas pertenencias y recuerdos de personas que ya no están, además de la citada información. Una cosa tiene clara a estas alturas, y es que el delito ha sido un encargo realizado con una finalidad, por el momento, desconocida.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation