Menú

Federico Jiménez Losantos, sobre la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos: "No pensé que iba a ser tan horrorosa"

Beatriz Cortázar y Carlos Pérez Gimeno comentan la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio en Es la mañana de Federico.

Chic

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Crónica Rosa: Así fue la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Crónica Rosa: Así fue la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

La crónica rosa de Es la mañana Federico contó con Beatriz Cortázar y Carlos Pérez Gimeno para analizar toda la actualidad social española. Centrada en la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos, y en especial en un código de estilo que no fue considerado como especialmente adecuado. "Fue una horterada carísima", consideró el director de Es la mañana, Federico Jiménez Losantos, que "no pensaba que fuera a ser tan horrorosa". Una consideración que no quita un hecho fundamental: ambos estuvieron "encantadores" y "simpatiquísimos".

Así dijeron todos los presentes en la crónica rosa de esRadio, centrándose no obstante en el lugar de la celebración de la boda: la catedral de Sevilla. Para lo cual fue necesario "tomar al asalto la catedral durante horas", una decisión discutible pese a la importancia promocional y publicitaria del evento. "Desde la propia catedral recomendaron a los turistas vestir con decoro. Pero no lo hicieron con las invitadas de la boda de Sergio Ramos", explicó la periodista Beatriz Cortázar.

Además, la pareja entró por el Altar de Reyes, pero no se casó en él, cosa reservada para ceremonias de Familia Real o grandes casas como la de Alba. "Que entrasen por esa puerta hizo que muchos pensaran que les dieran ese privilegio, pero no. Pero sí les dieron el privilegio de pasar por él", dijo Cortázar. "La propina para que la catedral se pusiera a sus pies debió ser...".

El otro gran centro de atención fue el vestido de Pilar Rubio, un conjunto de 40.000 euros obra de Zuhair Murat. "Ella quería un vestido rimbombante, y todas las firmas se ofrecieron". No obstante, la pareja no quiso actuar "a golpe de talonario", pese al componente publicitario evidente que para toda marca tiene el participar en un evento de este tipo, con salida en todas las publicaciones rosas del país. "Ella llamó a quien más se supone que sabe de moda, Nati Abascal. Son amigas y coincidieron a través de Maribel Yébenes". Yébenes es "íntima de Pablo Motos", responsable del programa donde colabora Pilar Rubio, de modo que "todo queda en casa".

"A través de Nati conoció a este libanés, Zuhair Murad, que ella frecuenta mucho. Siempre aclararon que lo único que hizo fue presentar, Nati no ha participado de nada de todo esto. Ella tenía tres vestidos para la ceremonia, éste y dos mas, todos de Murad. Y se ha criticado que Nati se saltase el protocolo yendo de rosa, cosa que no: fue de fucsia y estaba hablado con la pareja", explicó Cortázar en Es la mañana de Federico.

No fue la única violación del protocolo, como también ocurrió con Victoria Beckham. En todo caso, durante la celebración que tuvo lugar después, una fiesta privada de la que no hay imágenes, el asunto se relajaría considerablemente. Durante el evento, no obstante, hubo aciertos de estilo, si bien elementos aislados, o "pieza por pieza", como dijo Jiménez Losantos, pero no en el conjunto.

En Chic

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco