Menú
Carlos Pérez Gimeno

Concha Calleja: "La muerte de Michael Jackson continúa siendo un enigma"

La escritora Concha Calleja publica una meticulosa investigación sobre la muerte del Rey del Pop.

Carlos Pérez Gimeno
0

La muerte del Rey del Pop el 25 de Junio del 2009 fue una auténtica sorpresa, sobre todo porque no tenía edad para ello. La noticia tardó segundos en llegar al mundo entero y la consternación fue indiscutible. Jackson era una auténtica estrella con millones de seguidores a nivel mundial. Su desaparición siempre ha estado rodeada de un gran enigma con muchos interrogantes.

La escritora española Concha Calleja lleva décadas investigando casos polémicos, con posibles fallos en la investigación policial, siempre buscando respuestas a grandes incógnitas.

El resultado de una de estas meticulosas investigaciones acaba de quedar reflejado en su último libro, Objetivo Michael Jackson. "Hay muchas lagunas en todo lo acontecido", dice, "hace tiempo, ordenando cosas me encontré una foto con Diana de Gales, y empecé a investigar, y fui a las primeras fuentes, autopsia, informes policiales, con los que tuve muchos problemas, todo lo contrario que el FBI, y el inspector del Departamento de Policía de Los Ángeles, cuando hable con él, me encontré que ese informe estaba en declaración jurada y eso significa que tiene que dar fe un notario. Me pareció muy extraño al darle ese carácter oficial, y eso me dio pie a solicitar más datos. Hablé con un forense en Madrid, y de ahí surgió todo" explica la autora.

Calleja aparte de ser escritora también es Perito Judicial en Criminología, de ahí su dedicación a este tipo de investigaciones. "Todo lo que he podido recopilar para después poder publicarlo me ha llevado mucho tiempo, más de 2 años. Ahora estoy con varios casos a la vez, pero no puedo adelantar nada. Lo que sí puedo decir es que cuando Michael falleció, tenía 50 años, y tenía un cuerpo como si tuviera 80, con problemas de Próstata, el Colon, tenía Artritis, Artrosis, a parte de los pulmones, Lupus, vitilico, motivo por el cual siempre se cubría con un paraguas y mascarillas, ya que no poder darle el sol. Medía 1,75, y pesaba 51 kilos. Pero a pesar de todo eso, el día anterior a su muerte estuvo ensayando durante 5 horas, 3 eran de baile y las otras 2 eran de voz. Iba a hacer una gira larga por Gran Bretaña This is it (Eso es todo). Nadie se daba cuenta del estado de salud de ese hombre, su médico le tenía que administrar oxígeno a parte de hidratación salina con suero en vena. Es todo tremendo. Al médico le condenaron en el 2011 por homicidio involuntario, fue el chivo expiatorio, ya que no era la primera vez que lo hacía, al igual que otros médicos, porque no dormía".

"Sin olvidar -insiste- el anestésico Propofol: cuando se lo administran a los 15 minutos de que regresa el médico, Michael está en parada cardiorrespiratoria, y tardan dos horas en llamar a los servicios de emergencia. Se lo llevan sobre las 12 y 10 de la mañana al hospital, y su muerte según ellos se produjo a las 14 y 26. ". Concha piensa que se lo llevaron ya sin vida.

Sin lugar a dudas hay muchas incógnitas y Concha Calleja en su libro afirma que su libro servirá para que todo el mundo pueda tener datos suficientes y pueda tener sus propias conclusiones. Ella cree que no fue homicidio involuntario: "Fue un asesinato".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios