Menú

El pasado golpea a María Teresa Campos: "No se podía ni respirar en aquel plató"

Nuevas voces aseguran que trabajar con la veterana presentadora durante su época dorada era muy complicado: "Vivimos cosas alucinantes".

Chic
0
Nuevas voces aseguran que trabajar con la veterana presentadora durante su época dorada era muy complicado: "Vivimos cosas alucinantes".
María Teresa Campos | Telecinco.es

Continúa la campaña de desprestigio contra María Teresa Campos en los platós de Telecinco tras la finalización de su contrato. Después de semanas cuestionando su relación con Edmundo Arrocet, la reaparición de Gema Serrano y la continua exposición pública de sus hijas Terelu y Carmen, esta semana varios colaboradores de Día a Día, mítico formato matutino de la cadena emitido entre 1996 y 2004, hablan sobre lo que ocurría tras las cámaras.

Uno de los más críticos ha sido Victor Sandoval, que aseguró en Sálvame que Teresa Campos hizo una llamada a la cúpula de Telecinco para evitar que presentara un programa. Entonces, él trabajaba con la presentadora por la mañana como contertulio. Al enterarse de su maniobra, decidió abandonar el programa en los 20 días posteriores, cuando su contrato finalizaba. Según su testimonio, la comunicadora le prohibió hablar durante esos días y el último de ellos "le sacó del plató del brazo".

Un testimonio que fue cuestionado por sus compañeros al ver un vídeo en el que se demostraba que Víctor no estuvo en silencio durante su último programa. De hecho, regaló dos rosas a Teresa en el día en el que cumplían dos años desde que trabajaban juntos. Él lo justificó asegurando que fue por cuestiones de "guión" del programa y añadió que si habló durante su último colaboración en Día a día es porque por contrato no podía estar callado.

A raíz del testimonio del periodista, Kiko Hernández se puso en contacto con Raquel Morillas, ex gran hermana y tertuliana de Día a día en los debates sobre el reality, que apoyó las palabras de Víctor confesando que "vivió cosas un poco alucinantes": "A veces no se podía casi ni respirar en ese plató, las reuniones con la jefa después de un día de poca audiencia era para cagarse y depende del vídeo que pusieran en directo no nos dejaban ni hablar, que solo hablaría ella sobre todo si era de los Janeiro, porque odiaban a Belén Esteban".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation