Menú

Jorge Javier Vázquez se enfrenta a Telecinco en su última columna de 'Lecturas'

El presentador defiende a María Teresa Campos y reconoce que durante un tiempo "se le dio cera para aburrir".

Chic
0
El presentador defiende a María Teresa Campos y reconoce que durante un tiempo "se le dio cera para aburrir".
Jorge Javier Vázquez | Telecinco

Jorge Javier Vázquez dedica su columna semanal en Lecturas a María Teresa Campos que atraviesa una de las etapas más inciertas de su trayectoria en televisión. A los constantes debates sobre su controvertida relación sentimental con Edmundo Arrocet, ahora se suma la falta de nuevos proyectos profesionales a corto plazo.

El presentador de Sálvame se pone en contra de su cadena, que durante semanas atiza sin piedad a su excolaboradora y expresentadora, y sale en defensa de la periodista reconociendo que "no es mala persona, no es Lucifer". En el texto recuerda que, durante su etapa en Aquí hay tomate, tenía miedo de encontrársela por los pasillos: "Es dura". "Desde el principio vi algo en ella que me atrapó", recuerda sobre la primera vez que trabajaron juntos". "Era muy diferente a las mujeres que yo conocía de esa edad (…) tenía marcha, mundo y era combativa". Tanto, que la considera "la primera mujer moderna" que descubrió.

Una relación de altibajos que se vio empañada por las informaciones que se ofrecían en Aquí hay tomate: "Con ella las he tenido de todos los colores. Le dimos cera para aburrir (…) Uno de mis miedos recurrentes que le contaba a mi psicóloga era encontrármela (…) hicimos cosas de las que no me siento orgulloso".

Con los años, y gracias a la intermediación de Carmen Rigalt, se produjo la reconciliación: "He trabajado con ella y era dura, pero es que esta no es una profesión de débiles. Pero, vamos, que tampoco era Lucifer (…) Es una parte importante de la historia de este país. Un animal televisivo de primer orden. Una gran periodista con un increíble olfato y un impecable conocimiento del ritmo televisivo".

"Ayer llamé a la Campos y, como siempre, me cogió la llamada asustada. Desde que la conozco, piensa que cuando la llaman es para comunicarle algo malo, debe ser generacional. Después de hablar un rato, acabamos descojonándonos, como de costumbre. Me olvidé decirle que, si no fuera tan grande, no hablarían de ella", escribe. Porque "la Campos no es mala persona. Si lo fuera, no hubiese escrito este artículo", concluye.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation