Menú

Rocío Carrasco podría conseguir que Antonio David Flores salga de 'GH VIP 7'

La hija de Rocío Jurado pide 80.000 euros a su exmarido por no pasarle la pensión de los hijos durante años.

Chic
0
La hija de Rocío Jurado pide 80.000 euros a su exmarido por no pasarle la pensión de los hijos durante años.
Rocío Carrasco y Antonio David Flores | Efe

Antonio David Flores ha sido uno de los grandes fichajes de la séptima edición de Gran Hermano VIP. Tras años retirado de la televisión y luchando sin descanso en los tribunales contra su exmujer y madre de sus dos hijos, Rocío Carrasco, el ex guardia civil entró en la casa de Guadalix de la Sierra este jueves dispuesto a que "conozcamos cómo es realmente" y nos olvidemos de su pasado televisivo. Para defenderle en plató, ha elegido a su hija Rocío Flores Carrasco, lo que parece que ha reavivado mediáticamente el conflicto familiar.

A pesar de las peticiones de su hija para que olvide su guerra con su exmarido, Rocío Carrasco no se rinde y, según publica Vanitatis, esta semana habría pedido el embargo del dinero que Antonio David Flores gane en el concurso acusándolo de un delito de insolvencia punible que abrió Rocío tras desestimarse el caso anterior por presunto maltrato psicológico continuado. El digital asegura que la indeminización que solicita Rocío Carrasco asciende a 80.000 euros, por no pagarle la pensión de sus hijos durante el menos ocho años. Este nuevo proceso podría obligar a Antonio David a salir temporalmente de la casa de Guadalix como ya ha ocurrido con otros concursante como Ángel Garó o María Jesús Ruiz.

Al parecer, el representante legal de Rocío habría insistido ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas que Antonio David Flores habría tramado un conjunto de acciones para ocultar su patrimonio y crear una ficticia insolvencia para no tener que pagar a su exmujer. También se pide una pena de prisión de cuatro años y 20 meses de multa. Ya en el año 2005, Antonio David tuvo que pasar una pensión de manutención de 559,83 euros al mes a Rocío, quien entonces tenía la custodia de los dos hijos en común. Entonces se declaró insolvente para no tener que hacer frente a los pagos, dejando acumulada una deuda de 58.876,84 euros a los que sumados los gastos e intereses ascenderían a los 80.000 que se piden ahora.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation