Menú

'GH VIP' hace historia con el momento más surrealista entre Adara y Joao

Adara Molinero y Gianmarco, los nuevos amantes de Teruel en GH VIP. Tras descubrirse su amor, el italiano ha sido expulsado.

0
Adara Molinero y Gianmarco, los nuevos amantes de Teruel en GH VIP. Tras descubrirse su amor, el italiano ha sido expulsado.
Adara Molinero y Joao, confusos | Telecinco

Nueva "pillada" a Adara Molinero en la décima gala de Gran Hermano VIP. Tras su sonada conversación con el maestro Joao, aquella en la que creía que nadie escuchaba (¡!), la exazafata de 26 años se ha puesto a sí misma, a Gianmarco y Joao en una nueva y comprometida situación.

En la gala del jueves se desveló el asunto: se confirmó la historia de amor entre Adara y Gianmarco, consumando así la infidelidad de ella a Hugo, el padre de su hijo. La situación es aún más dramática, ya que el italiano era uno de los nominados de la noche junto a Alba Carrillo, lo que añadía un plus de tensión al caso. Y, efectivamente, tuvo que salir tras el recuento de votos. El drama está servido... pero aún hay más: una vez expulsado, Gianmarco consideró a Adara solo como una amiga, dado que tiene pareja. Otro jarro de agua fría para la youtuber y azafata: "Para mí es solo mi mejor amiga, hay cosas que se tienen que respetar". Fue el comienzo de lo que Jorge Javier calificó como una de "sus mejores noches trabajando, y también sin trabajar". Pero para llegar a eso hay que explicar antes lo que pasó entre la española y el italiano.

Adara, muy crédula ella en todos los sentidos, creía gozar del amor de Gianmarco, pero también llevar el asunto al margen de sus compañeros y la audiencia, con la única confabulación del maestro Joao. No imaginaba que cortar en la distancia y ante las cámaras pudiera ser tan terrible y doloroso, aunque peor que dejar a Hugo (una relación que ya estaba muerta pese al hijo recién nacido que comparten) a ella le dolía la posibilidad de separarse de Gianmarco. Ese Gianmarco que luego la calificó como solamente una "amiga" a sus espaldas... dando pie a la tragedia más divertida de Telecinco.

Pero antes, la gala del jueves de GH abundó en escenas de lloro y separación de la chica en una de las jornadas más dramáticas y complicadas de la séptima edición VIP., y más que lo hará en días sucesivos tras la expulsión de Gianmarco y la consiguiente destrucción de la relación de Adara con Hugo. El italiano lo hizo "fatal" –así lo dijo Jorge Javier– al despedirse de Adara, a quien dejó sola en el confesionario en medio de un ataque de nervios tras decirle que todo el mundo –incluyendo su pareja– sabe lo suyo... y que lo suyo además es solo una amistad. Pero ojo, que esto fue el segundo elemento que provocaría el mejor momento de la historia de este GH VIP 7.

El pelotazo prometido por Telecinco

Y es que hay una cosa segura: Gran Hermano cumplió en su gala del jueves con lo anunciado por Jorge Javier en Sálvame el día anterior, anunciando un nuevo "pelotazo para mañana". Una "nueva pillada" a Adara y a Joao que incluso María Zambrano, directora de Gran Hermano VIP, calificó entonces como extremadamente conflictiva. Telecinco, por tanto, llevaba alimentando el culebrón casi 48 horas... y el culebrón vaya si llegó.

Y la causante, la propia Adara, que había explicado en el confesionario a Joao que su matrimonio con Hugo estaba roto (porque pese a su costumbre de hacer "deporte medio en pelotas" delante de él, apenas la toca) y que, efectivamente, ahora ama al potro italiano. El ganador de GH y padre del hijo de Adara no hizo acto de presencia en el plató, porque para qué, pero sí lo hizo la madre de la chica, que manifestó su esperanza de que Adara dejara pasar el tren bala Gianmarco y siguiera aferrada al lento mercancías de Hugo. Todo por el bien de su bebé nacido este año.

Adara manifestó su amor a Gianmarco, sí, y el asunto fue duro, muy duro, teniendo en cuenta lo que implicaba con su pareja e hijo fuera. Los amantes de Teruel hicieron intentos de disimular su amor, quisieron incluso separar las camas para poder dormir mejor... pero al final les pudo el miedo de la separación. El italiano habló de cariño, que quererse es una cosa muy buena, de que son amigos que se quieren... Arrumacos en la cama que dinamitaron la relación con Hugo pero que quién sabe a qué conducirán dadas las palabras del italiano, a quien le costó dos horas considerar a la chica algo más que su amiga. Poco antes, ella se había tirado a la piscina con promesas de encontrarse fuera y enseñarle la Navidad en Madrid (imaginamos que sin Hugo). "Te echaré mucho de menos"; "Me siento como cuando tienes un regalo y tienes muchas ganas de abrirlo pero hay que esperar". Todo poesía, pero lo peor para Adara estaba por llegar.

De la tragedia a la comedia

La madre de ella señaló otro culpable, y consideró en plató que Joao no hizo otra cosa que empujar a Adara a dejar atrás su vida con Hugo para caer en manos del italiano con conversaciones bastante infantiles. Él, Joao, es el último elemento de la historia, que provocó la conversación más surrealista vista en muchos meses en Telecinco. Eso sí: tanto el maestro Joao como Adara demostraron que ninguno de los dos son precisamente genios del mal... o genios, sin más. Algo que algunos ya intuíamos de una pareja que lleva dos semanas hablando en voz baja dentro de una casa preñada de cámaras dentro de un reality show emitido a todas horas en dos canales nacionales, y esperando que sus confesiones quedasen en secreto. No, linces precisamente estos dos no son.

La causa del momentazo, la confusa frase de Gianmarco para despedirse de Adara. "Tendrás que hablar con alguien fuera", dijo éste, refiriéndose claramente a Hugo, con quien ella tendría que romper para que su relación diese un paso adelante. Adara no pilló las crípticas palabras del italiano y fue incapaz de descifrar su despedida, como tampoco el maestro Joao, cuya cara de confusión provocó varios ataques de risa a Jorge Javier Vázquez, pasándoselo como casi nunca en el plató. "Me lo he pasado como nunca trabajando, y sin trabajar también", dijo el catalán en medio de un ataque de risa. Mientras, Adara y Joao seguían tratando de descifrar la despedida del italiano. Pasaron varios minutos sumando el poder de sus dos cerebros sin resultado alguno.

¿Qué será, será?

En todo caso, la fractura entre Adara y Hugo (ganador de GH 18) parece ahora mismo un hecho. De momento, eso sí, las palabras de María Patiño el miércoles apuntando que a Adara "no la trataba bien" quedaron en tierra de nadie.

A ello se añaden más sentimientos profundos, como el haber revelado el motivo final que la empujó a participar en Gran Hermano, algo que no ha gustado demasiado a algunos espectadores. "La clave para que yo entrara aquí fue que me dijeron que los niños no tienen noción del tiempo y no saben si han estado sin ti una semana o dos meses… dije ahora que sé esto ya sí entro", dijo la exazafata, refiriéndose al bebé que tuvo con Hugo el pasado mes de febrero.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation