Menú

Federico Jiménez Losantos explica lo que Rivera quiso decir de verdad en su discurso de despedida

La crónica rosa de Es la mañana de Federico analiza el discurso de Albert Rivera desde su propia perspectiva.

Chic

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Crónica Rosa: Chabelita acabó en urgencias en su cumpleaños Es la Mañana de Federico
La crónica rosa de Es la mañana de Federico analiza el discurso de Albert Rivera desde su propia perspectiva.
Albert Rivera | Gtres

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha contado con Carmen Jara, Carlos Pérez Gimeno y Daniel Carande para abordar todos los temas de la actualidad social. Centrados esta vez en el discurso de despedida de Albert Rivera tras los malos resultados políticos de su partido en las elecciones del 10 de noviembre.

Un discurso largo, emotivo y de marcado carácter personal, al suponer su adiós definitivo a la política para –según dijo– dedicarse a sus padres, a su pareja, a su hija y sus amigos.
Federico Jiménez Losantos, director de Es la mañana, apuntó al respecto que fue el propio Rivera quien dijo que "a la política se viene llorado de casa". Y su discurso final, pese a ser ciertamente emotivo, en realidad fue un constante "yo, yo, yo".

"Yo quiero ser feliz, yo me voy. Adiós. Tú has embarcado a gente que se queda con una mano delante y otra detrás y que ahora se han quedado en la calle. Y el tío se larga", dijo Jiménez Losantos en la crónica rosa de esRadio.

"Fue emotivo, es verdad, pero al final decía 'yo no soy como los demás'. Los demás esperarían un poco a ver. Y a arreglar la sucesión que algo tendrá él que decir, ya que ha llevado 13 años el partido y a todos los ha puesto él".

Losantos también desveló la discutible manera de gestionar la relación de Rivera con Malú que ha tenido el equipo de Ciudadanos. "Rivera mencionó a Malú sin nombrarla. Él, su equipo de siervos de la comunicación, ahora todos camino del paro, solo han llamado aquí para protestar dos veces no porque quisieran salir más, sino porque habíamos nombrado a Malú. Nombramos a quien nos da la gana, solo faltaría que tuviéramos que pedir permiso para hablar de la novia famosa de un candidato a la presidencia del gobierno", explicó en esRadio.

Tal y como apuntó Isabel González, subdirectora de Es la mañana de Federico, "obviamente no han perdido cuarenta escaños por Malú, pero sí por la falta de sinceridad". Y puso como ejemplo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que "nunca ha escondido a su pareja; Arrimadas empezó regular, pero luego distribuyó fotos de la boda, un gesto maravilloso".

En Chic

    Lo más popular

    Servicios