Menú

La instrucción militar de Leonor dependerá de la próxima formación de Gobierno

El siguiente Ejecutivo será el responsable de diseñar la formación militar de la princesa de Asturias. El rey Felipe VI comenzó con 17 años.

0
El siguiente Ejecutivo será el responsable de diseñar la formación militar de la princesa de Asturias. El rey Felipe VI comenzó con 17 años.
Leonor de Borbón | Gtres

Ahora que la agenda oficial de Leonor de Borbón como princesa de Asturias empieza a tomar forma, resulta inevitable comparar su preparación de heredera de la Corona con la que recibió su padre Felipe VI a la misma edad. A sus 14 años, la primogénita de los reyes ya ha pronunciado dos discursos de forma impecable en los que confirmó su compromiso con España y la continuidad de la Corona. Pero mientras Leonor sigue con sus estudios de tercero de ESO en el colegio privado Santa María de los Rosales y cierra su etapa escolar, comienzan a plantearse dudas sobre su próxima formación militar, una instrucción que depende de la decisión de sus padres, pero también del Gobierno, ya que el día que tome posesión de la Corona será también con el rango de capitán general de los Ejércitos.

Bien es cierto que la Casa del Rey todavía no ha informado de cuándo ni cómo recibirá instrucción militar la princesa de Asturias, pero la decisión deberá tomarla el próximo Ejecutivo, tal y como establece el artículo 2 de la Ley de Carrera Militar, que regula los "empleos militares del Rey y de la Princesa de Asturias": "El Rey tiene el empleo militar de capitán general del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, máximo rango militar que le corresponde en exclusiva como mando supremo de las Fuerzas Armadas". Y sigue. "El príncipe de Asturias podrá desarrollar la carrera militar y tener los empleos militares que, mediante real decreto, determine el Gobierno, que queda facultado para establecer un régimen propio y diferenciado teniendo en cuenta las exigencias de su alta representación y su condición de heredero de la Corona de España".

El país lleva años inmerso en una incertidumbre política próxima a terminar, por lo que, si el Gobierno de coalición sale adelante, sería el responsable junto a la Casa Real de diseñar la formación militar de Leonor durante la nueva legislatura. La formación militar resulta imprescindible para el jefe de Estado, mando supremo de las Fuerzas Armadas según dispone el artículo 62 de la Constitución Española. Todo esto suponiendo que la legislatura se alargue cuatro años y que Leonor siga los pasos de su padre como hasta ahora viene ocurriendo.

La única diferencia, de momento, es precisamente la militar. El actual Rey se filió con 9 años de edad como soldado de Honor del Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey número 1, considerado en ese momento como el más antiguo de España (tras una revisión histórica ahora se considera al Regimiento Soria 9 de la Brigada de Infantería Canarias). Un hecho simbólico que también hicieron a temprana edad Alfonso XII y Alfonso XIII en ese mismo regimiento.

Pero esa filiación, insistimos, es meramente simbólica y lo realmente importante es su entrada para su formación castrense en las academias militares. Felipe VI comenzó sus estudios militares con 17 años, una vez finalizó el equivalente al COU en el Lakefield College School, en Canadá. Desde septiembre de 1985 a julio de 1988, el entonces príncipe de Asturias llevó a cabo su formación en la Academia General Militar de Zaragoza, donde prestó Juramento a la Bandera el 11 de octubre de 1985. Continuó en la Escuela Naval Militar de Marín y en la Academia General del Aire de San Javier, sucesivamente, recibiendo en el mes de julio de 1989 los despachos de teniente de Infantería, alférez de Navío y teniente del Arma de Aviación. Es piloto de helicópteros, con aptitud para el vuelo instrumental en el 402 Escuadrón de las Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire. Además, está en posesión de las Alas de Piloto de Helicópteros del Ejército de Tierra y de la Armada.

Una formación muy dura que también recibió el rey Juan Carlos y que debería ser imprescindible para Leonor a pesar de ser una niña. Llamaría la atención que la reina titular no recibiera la formación necesaria para convertirse en el mando supremo de las Fuerzas Armadas, una institución que en 2018 celebró los 30 años de incorporación de la mujer y cuya presencia está completamente normalizada.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios