Menú

Arturo Valls demanda a Rocío Monasterio por reformar un 'loft' sin licencia

El estudio de Monasterio aconsejó la compra de un local pero luego se desentendió de los permisos necesarios.

Chic
0
El estudio de Monasterio aconsejó la compra de un local pero luego se desentendió de los permisos necesarios.
Arturo Valls | Cordon Press

Nueva demanda contra Rocío Monasterio por su labor como arquitecto. Esta vez de la mano del popular presentador Arturo Valls, que ha llevado a los juzgados a la líder de Vox en Madrid por su trabajo en un loft en el año 2005 en el que su estudio debía convertir un local comercial en vivienda.

Según El País, el juicio civil tendrá lugar en el plazo de un año y se añade a anteriores denuncias (hasta nueve casos desvelados) que afectan a la labor de Monasterio, con obras realizadas sin ninguna licencia y antes de que obtuviera el título oficial de arquitecto.

Arturo Valls buscaba un piso en Madrid en el año 2005, por lo que contactó con el estudio Rocío Monasterio Asociados, que le recomendó adquirir el inmueble de la polémica. Tanto Monasterio como su marido, el también líder de Vox Iván Espinosa de los Monteros, ofrecieron la posibilidad de convertir en vivienda un bajo comercial de la calle Rodas, en el barrio de Lavapiés.

Se trataba de un local de cien metros cuadrados del que, según le aseguró el estudio, podía tramitarse un cambio de uso. El visado se produjo en junio de ese año a nombre de una colegiada que trabajaba en el estudio de Monasterio, informa el diario. En dos de los planos, es Monasterio en persona quien firma de puño y letra el membrete del estudio, aunque hasta el año 2009 no se convirtió en arquitecta.

El trámite de la licencia se anuló tres años después al no haberse aportado "en el plazo concedido" la "documentación preceptiva" para las obras del local, que previamente Arturo Valls ya había adquirido. Más tarde se pidieron licencias para cambiar el uso de local a vivienda, pero de nuevo se desentendieron de los procedimientos municipales y acabaron siendo archivadas por desistimiento en 2008, 2011 y 2018. Las obras avanzaron sin los permisos necesarios.

En la actualidad, según El País, el inmueble sigue catalogado como local comercial, no como vivienda, pese a que la web del estudio aseguraba que no lo es. No obstante, esta información fue borrada de la red la semana pasada, después de que Arturo Valls presentase la demanda.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios