Menú

Enrique Iglesias rompe su silencio y habla sobre la mala relación con su padre

El hijo de Julio Iglesias habla sobre la relación con su padre tras años guardando silencio.

Chic
0
El hijo de Julio Iglesias habla sobre la relación con su padre tras años guardando silencio.
Enrique Iglesias | gtres

Aunque no es habitual que conceda entrevistas, ya que vive prácticamente recluido en su casa de Miami, Enrique Iglesias ha roto su silencio en una de sus entrevistas más sinceras para la revista ICON, en la que habla de sus sentimientos hacia su padre Julio Iglesias, con el que se rumorea que lleva años sin hablarse.

Desde el comienzo de su carrera en el mundo de la música se achacó el éxito de Enrique en la industria por "ser hijo de", algo que nunca ha gustado al cantante: "¿Qué he tenido oportunidades que quizá no hayan tenido otros artistas? Por supuesto. Pero hasta cierto punto. Que la gente diga que yo lo he conseguido todo por mi padre me parece de ignorantes. Es imposible triunfar en este negocio si no tienes canciones que conectan con el público. Es imposible que alguien triunfe porque su padre diga: 'Quiero que mi hijo sea un cantante famoso'", dice en la revista.

Hablando de su carrera y del precio de la fama, el hijo de Isabel Preysler recuerda sus duros inicios alejado de su familia: "A los 18 años me separé de mi familia por completo. Y fue difícil. Me fui y durante diez años no tuve absolutamente ningún contacto con mi padre (…) Sufrí mucho. Pero lo que sentía por mi música me daba fuerza. Y, sobre todo, perseguía el objetivo de hacerlo a mi manera".

En cuanto a la relación con Julio Iglesias comenta: "Mi padre es un tío muy competitivo. Y yo, en cierta manera, también", y aprovecha la entrevista para dedicarle unas emotivas palabras: "Nos tenemos un respeto mutuo, más ahora que hace 25 años. Es mi padre y lo quiero con toda mi alma. Lo respeto y lo admiro y hasta en parte entiendo las cosas que ha hecho en su carrera y en su vida personal", confiesa. "Tuvimos una conversación muy bonita. Estaba bien de ánimo. Fue una conversación de esas en las que eres consciente de que es especial. Me reconfortó mucho".

Y es que Enrique confiesa ser otra persona desde que se convirtió en padre, lo que le ayuda a ver todo desde otro punto de vista. De su nueva faceta declara: "Cuando ahora estoy un poco deprimido voy a ver a mis hijos y me digo: 'Pero cómo puedo ser tan egoísta de estar de bajón por tal o cual cosa teniendo esto aquí'. Mientras mis dos bebés estén felices y yo sea buen padre, el resto es secundario".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios