Menú

Carlos Sáinz Jr., estrella de Fórmula 1, ocupa su corazón con la periodista Isabel Hernáez

Desde 2017 la mujer que ocupa su corazón de Carlos Sáinz Jr. se llama Isabel Hernáez Fúster, de veintitrés años.

0
Desde 2017 la mujer que ocupa su corazón de Carlos Sáinz Jr. se llama Isabel Hernáez Fúster, de veintitrés años.
Hernáez y Carlos Sáinz Jr | Cordon Press / Instagram

El nombre de Carlos Sáinz Jr. nos lleva inmediatamente a establecer su relación con una de las leyendas del deporte del motor, bicampeón de rallyes: su padre. De igual nombre. Aquel que llegado el Nuevo Año disputaba en Dakar la primacía de las carreras sobre el desierto africano, afrontando la mala suerte que le perseguía junto a su copiloto, con accidentes inesperados y fallos mecánicos en su bólido. Ahora es su hijo quien disputa en la escudería McLaren el calendario de Fórmula 1, toda vez que Fernando Alonso decidió retirarse de esa competición.

Carlos Sáinz Jr. tiene veinticinco años. Su progenitor ha sido siempre el espejo continuo en el que fijar su mirada y sus sueños en los circuitos mundiales. Con diez años experimentaba la emoción de estar al volante de un "kart". Fue con su padre un día a Montmeló, donde pudo a conocer a su ídolo, que era el antes mentado asturiano. Fernando Alonso concitaba la admiración de muchos jovencitos aficionados al automovilismo. Aprovechó también su estancia en ese circuito catalán para subirse a un Toyota, que conducía Schumacher. Fue en 2015 cuando inició su despegue profesional en Fórmula l. Ya son un centenar las carreras en las que ha tomado parte. Recientemente en Japón y hace un par de semanas en los Emiratos Árabes. Don Juan Carlos de Borbón acudió para desearle suerte. La vida de un piloto de carreras es frenética. Durante las pruebas y en las carreras. Sorteando cualquier inesperado peligro, un fallo repentino del motor, la caída fortuita de un competidor, siempre el riesgo de un peligroso deporte que muy pocos llegan a practicar en las categorías de élites. Por eso, resulta difícil que puedan sobrellevar unas relaciones sentimentales que desemboquen en un final feliz con boda, hijos y equilibrio familiar.

Carlos Sáinz senior es desde luego un buen ejemplo: buen esposo y padre de familia de tres hijos; el único varón es Carlos Sáinz junior. Desde 2017 la mujer que ocupa su corazón se llama Isabel Hernáez Fúster, de veintitrés años, dos menos que Carlos; estudiante de Periodismo que, concluida la carrera, decidió dedicarse al mundo de la moda, en el departamento de comunicación de una importante firma, faceta que alterna también en ese terreno con las relaciones públicas. Afirma que desde niña gustaba de hojear las revistas de alta costura – aún lo sigue haciendo –, aunque fueran antiguas, extasiada ente las imágenes de los modelos allí exhibidos. Con Carlos Sáinz Jr. ha vivido un par de veranos en las Baleares, porque en Mallorca la familia Sáinz dispone de un chalé. También "colgaron" una foto en Instagram durante otra estancia en la isla de Formentera. Pero no se han prodigado apareciendo juntos en eventos sociales. Muy discretos, llevan su relación al margen de los reporteros, que tampoco los atosigan.

Me temo que la creciente popularidad del piloto será un acicate para que los "paparazzi" persigan a esta encantadora pareja, de la que muy poco se sabe, al margen de la biografía deportiva del novio. Al que en la intimidad y en el círculo reducido de sus amigos y colegas llaman "Carletes" o "Chili". Respecto a Isabel, únicamente hemos sabido que mantuvo un tiempo otra relación sentimental con el rockero Antón Carreño, guitarrista del conjunto pop Taburete. Desde que ella está junto a Carlos, lo sigue cuando le es posible en algunas competiciones, o bien permanece junto a su futura suegra pendiente de los resultados de cada carrera.

Isabel define a su joven enamorado "como un ser de otro mundo". Entre tanto, es el padre quien habla constantemente con su hijo para saber su estado de ánimo y aconsejarle, si es preciso, proporcionándole datos sobre los circuitos que él por su veteranía conoce. Los planes de boda de Carlos e Isabel son, a día de hoy, una incógnita ya que no suelen hacer declaraciones a la prensa acerca de su vida íntima, por muy comprensivos que sean con nuestra profesión, sobre todo ella, que es una guapísima rubia colega.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios