Menú

Las artimañas de Edmundo Arrocet para engañar a todos a su llegada a Madrid

La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó cómo volvió a España Bigote Arrocet.

Chic
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Crónica Rosa: Karelys Rodríguez habla sobre su relación con Cayetano en '¡Hola!' Es la Mañana de Federico
La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó cómo volvió a España Bigote Arrocet.
Bigote en Fitur | Gtres

La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó con Isabel González, Paloma Barrientos y Beatriz Cortázar para debatir todos los temas de la actualidad social. Incluyendo el sonado regreso a España de Bigote Arrocet tras romper con María Teresa Campos y pasar varias semanas fuera, recalando en su Chile natal, pero también en Londres, donde estuvo muchos días con su familia residente allí.

Ahora toca a Edmundo, que reapareció con un look distinto, mover ficha tras la polémica ruptura con María Teresa Campos, que tuvo lugar vía WhatsApp con unos modos que dejaron ciertamente herida a la periodista. Razón por la cual el regreso del cómico a nuestro país ha sido una de las noticias más ansiadas por fotógrafos y periodistas del corazón.
Beatriz Cortázar relató en esRadio cómo fue ese regreso, que de manera inaudita en Bigote –que suele ir en turista– tuvo lugar en clase business. "Él coge mucho low cost, vuelos a medianoche, etc. Y viaja solo".

El cómico, consciente de que muchos ojos podían estar pendientes de él, hizo todo lo posible por pasar desapercibido. "Tanto en Londres, en el embarque, como cuando aterrizó en Madrid, no se mezcló con nadie del avión. Allí se quedó en otra sala para que no pareciera que iba en ese avión, en lugar de ir con todos los pasajeros en la terminal, él se quedó sentado en otra sala como si fuera a coger un tránsito. Solo cuando todos estuvieron subidos a la lanzadera, él se levantó e hizo el control de pasaporte. En el satélite nadie le reconoció".

Algo similar ocurrió en su llegada a Madrid, donde le recogió su buen amigo, el también humorista Tony Antonio. Y aquí tuvo lugar otro detalle curioso. "Las maletas salían del avión en la cinta once. De repente, vio en la pantalla que llegaba el equipaje de otro de Chile, y se pasó por allí". Ese gesto provocó confusión en quienes "observaban" a Edmundo, ya que dio a entender que pese a que él venía de Londres, sus maletas podían venir de Chile. "El avión de Londres donde venía era uno de esos muy grandes que vienen de otros sitios y rematan el viaje en Madrid. El avión venía de Chile. Pero él de Londres". Tras esta confusión, tanto para Edmundo como para los demás, "se quedó mirando un rato la cinta trece, pero finalmente volvió a la once y cogió su equipaje y bártulos".

Bigote, en definitiva, llegó a cambiar el billete "dos veces para que no le esperaran, para que no le vieran". Fuera, efectivamente, le esperaban los reporteros y fotógrafos, que vieron cómo "hasta tres veces se le cayeron las bolsas hasta que Tony Antonio le ayudó a meter el equipaje en el coche".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios