Menú

El giro de timón de María Valverde después de tres años de matrimonio

María Valverde ha dado un giro de timón a su carrera desde su matrimonio con el prestigioso director de orquesta Gustavo Dudamel.

0
María Valverde ha dado un giro de timón a su carrera desde su matrimonio con el prestigioso director de orquesta Gustavo Dudamel.
María Valverde | Cordon Press

La actriz madrileña María Valverde contrajo matrimonio el 9 de febrero de 2017 en Las Vegas con el acreditado director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel. Su vida ha cambiado completamente desde entonces porque su agenda artística ya no la lleva como en sus tiempos de soltera, cuando aceptaba papeles en el cine donde mostraba sus desnudos. Y no es que a ella le importe demasiado, si el argumento lo encuentra consecuente. Pero prefiere seleccionar más los contenidos y evitar en lo posible esas escenas eróticas del pasado. Por otra parte se ha adaptado a vivir fuera de España, en los Estados Unidos, al lado de su marido, al que acompaña en sus frecuentes desplazamientos. Porque Dudamel es de los más prestigiosos directores de orquesta y es muy raro verlo anclado en un mismo sitio más de dos o tres días.

La pareja ha hecho todo lo posible para combinar sus compromisos profesionales y hasta han actuado juntos en alguna ocasión, como el pasado verano en la localidad gerundense de Perelada, donde María Valverde narró el texto shakespeareano de El sueño de una noche de verano en tanto Gustavo Dudamel subrayaba ese parlamento con las notas musicales de la orquesta a su cargo, la de la Cámara Mahle. Tras esa fructífera y emotiva experiencia, María Valverde escribió en su cuenta de Instragram lo siguiente: "Fue un sueño trabajar juntos. Contigo al fin del mundo". Es de suponer que leído ese texto, a Gustavo se le cayera poco menos que la baba. Están colados el uno por el otro y sus amigos sólo esperan que no muy tarde anuncien que esperan descendencia. Dudamel es padre de un hijo que tuvo en una anterior relación y que convive con él y con María Valverde. Quien se encariñó desde un primer momento con el chico.

GRACIAS, 2019. THANKS, 2019.

A post shared by Maria Valverde (@soylavalverde) on

María Valverde, que va a cumplir en marzo treinta y tres años, saltó a la popularidad el año 2003 cuando ganó el premio Goya a la actriz revelación gracias a su estupenda actuación en La flaqueza del bolchevique. Interpretó la vida sexual de la escritora Melissa Panarello en Los cien golpes, que en los países hispanoamericanos pasó a conocerse como Las cien cepilladas antes de dormir. Era evidentemente un filme de alto contenido erótico. David Trueba la tuvo a sus órdenes también en 1987, donde la atractiva carabanchelera, en el papel de una estudiante de Periodismo, se acuesta con su profesor, que encarnaba José Sacristán. Una secuencia de ambos bajo la ducha nos mostró a la pareja muy entusiasmada tras su refocile. No era por tanto la primera vez que María Valverde se quedaba en cueros vivos. Volvió a repetirlo en la serie de Telecinco Hermanos. Y también en algunas revistas, como DT, exhibiendo sus muchos encantos.

María Valverde llenó muchas páginas de las revistas del corazón cuando en 2010 cayó en los brazos del muy seductor Mario Casas, tras conocerse en el rodaje de A tres metros sobre el cielo. Cuatro años les duró su apasionada relación. El seductor galán gallego acabó engañándola con otra colega. Y María Valverde aceptó esa situación como hoy hacen muchas jóvenes, sin darle demasiada importancia. Ya conocería a otro hombre que llenara su vida. Y esa persona llegó, proporcionándole la estabilidad que soñaba. Gustavo Dudamel, por su profesión, no es precisamente un personaje frívolo y con su elevado bagaje cultural ha completado la formación de su amada María Valverde, quien en adelante ya selecciona con más cuidado y exigencia sus papeles en la pantalla. Su última película, de 2019, la rodó en Chile, se titula Araña. En su futuro inmediato en el cine es más que probable que habrá menos desnudos, o ninguno, que en el ayer.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios