Menú
Carlos Pérez Gimeno

Olivia de Borbón, destrozada e indignada por la muerte de su hermana y su madre

Olivia de Borbón teme ahora por su hermano, también enfermo de neumonía.

Carlos Pérez Gimeno
0
Olivia de Borbón teme ahora por su hermano, también enfermo de neumonía.
Olivia de Borbón | Gtres

Olivia de Borbón, sin lugar a dudas, está pasando por el peor momento de su vida. En tan solo un mes ha perdido a dos seres tan queridos como han sido su hermana Cristina y Beatriz, su madre. "Han sido dos golpes muy duros, no soy capaz de hablar con nadie porque me derrumbo, además mis hijos son muy pequeños todavía y no quiero que me vean así, sobre todo la niña, que tiene 3 años y se da cuenta de que algo pasa, aunque no lo entienda". Esas fueron sus primeras palabras, entre sollozos, durante la conversación telefónica que mantuvimos.

A estos dos fallecimientos se añade la enfermedad de su hermano: "Es la primera vez que hablo, me cuesta mucho, porque esto es terrible. Mi hermano Francisco, que también vive en Marbella, tiene neumonía, se puso malo y le hicieron las pruebas después de estar en casa llamando durante cinco días, por el colapso tan grande que había de llamadas". La preocupación no puede ser más grande. "Al final se las pudieron hacer por privado, tenía una bajada enorme de defensas a consecuencia de la muerte de mi hermana"

Olivia de Borbón me contó lo duro que le está resultando asumir esta situación. "Mi madre llevaba tiempo hospitalizada, y como estaba delicada de los bronquios y tenía una edad, directamente las pruebas del coronavirus no se las hicieron. Pero no cabe duda de que ha sido una víctima más. Ha sido horrible el no poder haber estado con ella, murió sola como tantas otras víctimas, ahora estamos a la espera de poder recoger sus cenizas porque al haber estado en contacto con la enfermedad, tanto por mi madre como por mi hermano, Julián mi marido y yo, estamos en cuarentena, y no sabemos cuándo podremos ir a recogerlas".

La futura duquesa de Sevilla siente una gran indignación por todo lo que está ocurriendo. "No me parece normal que, con todo lo que está sucediendo, que es terrible, el Gobierno diga que el consumo del queroseno ha bajado. No sé a quién le puede importar eso, con la cantidad de muertes que están ocurriendo cada día por no haber tomado las medidas necesarias. La afluencia de personas que de un día para otro aparecieron en Marbella, procedentes de otros lugares, ha sido impresionante. De un día para otro, el hospital donde estaba mi madre internada se colapsó de gente, eso fue terrible, yo lo veía cada día porque, como es lógico, iba a diario para estar con mi ella hasta que ya me lo impidieron".

Afortunadamente, dentro de la enorme tragedia que está viviendo, tiene el apoyo incondicional de su marido Julián Porras- Figueroa, y el cariño de los peques, que debido a su corta edad, no son conscientes de lo mucho que están haciendo por su madre, que a su vez, está muy pendiente de su padre. Aunque no le pueda ver dadas las circunstancias, viven a escasos metros uno del otro; su hermano está bien cuidado por la madre del hijo que tienen en común.

Colaborador de Es la Mañana de Federico de la sección "Crónica Rosa".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot