Menú

Las dos pasiones de Elena Anaya: su hijo y su compañera Tina Afugu

Elena Anaya pasa por ser una de las actrices más discretas del panorama nacional. Este febrero celebró el cumpleaños de su hijo.

0
Elena Anaya pasa por ser una de las actrices más discretas del panorama nacional. Este febrero celebró el cumpleaños de su hijo.
Elena Anaya y Tina Afugu | Cordon Press

Poco antes de que se declarara el estado de alarma, en febrero último, la actriz Elena Anaya celebró en la intimidad el tercer cumpleaños de su hijo Lorenzo, junto con su pareja, la diseñadora de vestuario cinematográfico Tina Afugu Cordero, con quien lleva unida desde 2013, después de romper otra relación femenina con la actriz y directora Beatriz Sanchís, su compañera desde 2008.

Elena Anaya tuvo antes de esas relaciones varios novios, entre ellos el conocido actor Gustavo Salmerón. Profundizar en su cambio no es algo que nos competa, por el absoluto respeto que el asunto nos merece. Tampoco la interesada ha querido explicarlo, razón más que suficiente para que nos ocupemos de los últimos años de su intensa e interesante vida tanto en el aspecto personal como en el artístico.

En cuando a lo íntimo, Elena Anaya conoció a Tina Afugu en 2011, aunque su convivencia la llevó a cabo más adelante, hasta su ruptura con Beatriz Sanchís. Fue en ese último año mencionado, cuando le entregaron el premio Goya a la mejor actriz por su interpretación en La piel que habito, de Almodóvar (papel que en principio éste lo reservaba para Penélope Cruz) y reconoció públicamente su homosexualidad.

Elena Anaya y Tina Afugu continúan llevando una unión estable, discreta, y no suelen dar ocasión para que la prensa rosa se insmicuya en sus asuntos privados. Por supuesto no han posado junto al niño que les nació en febrero de 2017, imaginamos que por inseminación artificial. Elena llevó ese embarazo con la mayor discreción que tuvo, durante el rodaje de su película Wonder woman. Seguidamente hubo de incorporarse al del "thriller" La cordillera, cuyo protagonista fue Ricardo Darín. Como quiera que la filmación acaeció en tierras chilenas, pudo la actriz ocultar cuanto pudo su estado. De haberse producido en España, es más que probable que los sabuesos de la prensa rosa hubieran destapado la noticia. Elena regresó a Madrid, que es donde nació su pequeño Lorenzo, inscrito con ese nombre por algo muy poético: a ella le ha fascinado cada año la lluvia de estrellas que se produce en el firmamento el 10 de agosto. Y ese día se celebra la festividad de San Lorenzo, claro está. Tenía entonces la guapa mamá cuarenta y un años. Los cuarenta y cinco están casi al caer, el próximo 17 de julio. El cuarto de siglo como actriz está fechado en el presente 2020.

elena-anaya-pareja.jpg
Elena Anaya y Tina Afugu | Gtres

Elena Anaya Gutiérrez es natural de Palencia, hija de un ingeniero industrial y una madre que se ocupaba de una pensión de estudiantes, matrimonio separado desde que la futura actriz tenía muy pocos años. La película que lanzó a Elena Anaya fue Lucía y el sexo, luego Alatriste, y la antes mencionada de Pedro Almodóvar… Una joven llena de encanto y sensualidad, que hubo de padecer un inesperado contratiempo cuando iba a firmar el contrato para su segunda película y el director, que la había citado en su despacho, le pidió que, de entrada, le enseñara sus pechos. Salió despavorida de aquella oficina.

Aquel desagradable incidente no suponía que fuera una pazguata, pues en su filmografía se dieron ocasiones donde no tuvo problemas para mostrar sus cuerpo. Lo que era, por supuesto, algo distinto a cuanto pretendía aquel desvergonzado realizador. En Habitación de Roma, Elena fue protagonista de una historia de lesbianas encerradas en la habitación de un hotel.

La naturalidad con la que Elena Anaya ha llevado su condición homosexual le permitió afrontar el episodio periodístico siguiente: estaba tranquilamente en una playa mallorquina con su amor, la ya citada figurinista, cuando un persistente "paparazzi" las captó con su teleobjetivo en cueros vivos.

De su última etapa artística destaquemos su intervención en la más reciente producción de Woody Allen, en San Sebastián, cuyo título en principio era Untitled Woody Allen Project y parece que finalmente será Rifkin´s Festival. Ha participado en varias series de televisión, de esas que se emiten a través de TDT, una de las cuáles emitida por la BBC, MotherFatherSon, en el papel de una mexicana, la segunda mujer que encandila a un poderoso empresario, personaje que defendía nada menos que Richard Gere. El director de la serie citó a nuestra compatriota en Madrid y quedó encantado con ella. Pero es que, además, Richard Gere dio el visto bueno después. Lo único que sintió la bella palentina fue rodar muy pocas escenas cerca de atractivo galán, que la admiraba, no obstante, con atención. No le dio tiempo a ella de conocerlo mejor. Pero en Madrid la esperaba con los brazos abiertos su querida Tina, y desde luego el pequeño Lorenzo, las dos pasiones de la actriz.

Elena Anaya se maneja muy bien asimismo fuera de los rodajes: ha sido modelo de Adolfo Domínguez para su marca de perfume "Única", en una beneficiosa campaña que le reportó cincuenta mil euros. Y a su vez, la actriz ha invertido parte de sus ahorros en una empresa de alquiler de viviendas. Y ahora, Elena, como todos sus colegas, sueña con que la pandemia se vaya al garete y pueda reanudar su profesión. Mientras tanto, en estos días de confinamiento, su amada y su hijo le hacen más llevadera la espera.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios