Menú

Federico Jiménez Losantos, sobre el verano de Enrique Ponce: "No se ha puesto una braga náutica de milagro"

La crónica rosa de Es la mañana de Federico desentraña la extraña lógica del verano de Enrique Ponce, Paloma Cuevas y Ana Soria.

0
Crónica Rosa: El mensaje de Ana Soria tras la defensa de Ponce hacia Paloma Cuevas Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La crónica rosa de Es la mañana de Federico desentraña la extraña lógica del verano de Enrique Ponce, Paloma Cuevas y Ana Soria.
Ponce y Los Arrebataos | Instagram

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha contado con Isabel González, Beatriz Cortázar, Alaska y Carmen Jara para analizar todos los temas de la actualidad social. Incluyendo, por supuesto, el severo comunicado de Enrique Ponce tratando de alejar de toda polémica a su futura ex, Paloma Cuevas, tras semanas y semanas acaparando la atención mediática por su romance con la joven Ana Soria.

¿De quién proviene realmente ese comunicado, de Ponce, enfadado por la mala prensa a Paloma, su todavía esposa, o de ella misma, molesta con quienes desde los medios de comunicación la han criticado? "Parece instigado por ella misma, para dejarla bien y que no quede de mantenida", dijo Isabel González, subdirectora del espacio de esRadio.

Federico Jiménez Losantos ha opinado sobre la ruptura y la relación del verano. Que es, hasta cierto punto, difícil de entender si nos atenemos a las excusas que han dado los protagonistas. "Paloma Cuevas sabía perfectamente cómo es la vida de un torero, y la de su padre Victoriano Valencia seguro que era más aventurera todavía por la época en que vivió. La vida era entonces así. Paloma sabía perfectamente dónde se metía con Enrique Ponce", dijo, subrayando que la relación además se ha desarrollado durante décadas, por lo que sorpresas, pocas.

La periodista Beatriz Cortázar observó en esRadio que "no es que Paloma piense que la relación se pueda solucionar, la ruptura estaba hablada. Pero el confinamiento llegó, es difícil de saber cómo puede derivar todo". Esos largos meses encerrado con su familia en la finca fueron importantes (rumores de distanciamiento con Paloma había) pero a la vez aumentaron la sorpresa cuando, una vez levantado el estado de alarma, Ponce decidió continuar su vida con Ana Soria. "Es verdad que él, al tener ganadería y su profesión, no estaba confinado como la gente que trabaja en una oficina. Estaba viviendo en la finca y con permiso sanitario para salir". Pero, precisamente por eso y volviendo al comunicado, "él ha sido un padre ausente, y lo que quiere es justificar el argumento de Paloma Cuevas de que la carrera de Enrique ha sido el motivo por el que este matrimonio finalmente ha terminado así".

Tal y como señaló la periodista, "él siempre decía que cuando se retirase tendría a sus hijos, pero los hijos llegaron y él no se retiró. Y les costó mucho tenerlos. Eso es un poco lo que dicen que ha pasado factura. Y si él no se retiró porque económicamente ha tenido que seguir toreando".

Federico valoró en esRadio que "Ponce se ha cuidado mucho, ha tenido suerte con las cornadas y las lesiones… y es delgado, que así te pilla menos el toro. Pero todos sabían a lo que iban, 30 años juntos. En ese tiempo no me digas que no sabe una pareja a lo que está. Lo que pasa es que la vida es lo que es y aparece una jovencita que es como una diosa, te vuelves tarumba, y te vuelve loco perdido y empiezas a hacer mamarrachadas. Enrique Ponce no se ha puesto una braga náutica de milagro". Un proceder, el suyo y el de Ana Soria en Instagram, que en definitiva contrasta con las solicitudes de discreción que ahora hacen a la prensa.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios