Menú

María Pombo protagoniza el último (y criticado) número de la revista 'Forbes'

La revista de economía y negocios publica una lista de los 100 influencers más destacados de nuestro país y se pregunta si son rentables.

0
La revista de economía y negocios publica una lista de los 100 influencers más destacados de nuestro país y se pregunta si son rentables.
María Pombo | Forbes

"Influencer, ¿una profesión de futuro?". Es lo que se pregunta la edición española de la revista Forbes en su último número, que un año más ha elaborado una lista de los "mejores influencers" de España y el impacto económico que generan. En el top 10 se encuentran algunos de los youtubers más seguidos de España, especializados en videojuegos, entre ellos El Rubius, Veggeta o Auronplay, pero el protagonismo de la portada y la entrevista son de María Pombo, la exnovia de Álvaro Morata que se ha hecho de oro gracias a Instagram.

Aunque no ocupa los puestos altos de la lista, esta madrileña de 25 años tiene más un millón y medio de seguidores y mueve 1,6 millones de euros, según la publicación. Tataranieta de Concha Espina y bisnieta de Víctor de la Serna, María Pombo admite en su entrevista que abandonó Turismo y Protocolo y nunca estudió Magisterio, su gran pasión, "por la presión de encontrar salidas laborales". Pero sí supo engancharse a la ola de jóvenes que ganaron fama por compartir su vida en redes sociales. Su noviazgo con el entonces jugador del Real Madrid —a quien no se menciona en las páginas— fue un impulso para su carrera en las redes sociales. El resto vino después.

"Hasta hace unos cinco años era un pasatiempo: subía mis fotos y, de vez en cuando, alguna marca me regalaba una pulserita o un collar", explica sobre sus primeros años en Instagram. Sin embargo, el marketing de influencia se adueñó del negocio y cada vez más marcas apostaron por ella para publicitarse (GHD, Pantene, Guerlain, Calzedonia...) "Ahí empecé a descubrir que las marcas ganaban dinero por mis publicaciones, porque yo me había generado una comunidad cada vez más amplia, con un público que confiaba en mis recomendaciones".

maria-pombo-11.jpg

Hoy en día no hay duda de su tirón: la revista ¡Hola! retransmitió en directo su boda en 2019 con Pablo Castellano y ya es una de las famosas de la cabecera rosa preferida de los españoles. Miles de personas saben dónde vive, cómo es su casa, con quien se relaciona, cómo le diagnosticaron esclerosis múltiple, la evolución de su rinoplastia y cómo está llevando el embarazo.

Antes de su despegue como influencer, creó su primer negocio junto a su hermana Marta: una pequeña firma de moda llamada Tipi Tent. "No tenía motivación por trabajar en nada en particular. No sabía qué quería hacer o a qué me quería dedicar, pero sí sabía que no quería estar sentada en una oficina y quedarme apalancada en algo que no me hiciera feliz. También sabía que quería crear y buscar un futuro que me motivara", reconoce.  A este se unió Name The Brand, otra marca de ropa online.

Pero María Pombo ya es una marca en sí con una agencia de representación detrás y un equipo formado por su representante, asesor fiscal hasta la persona que le organiza la agenda. "Son muchas campañas al mes y tienes que cuidar de la misma manera a todas esas marcas que te contratan y necesito tener un equipo que me ayude a organizar todo de la mejor manera. María Pombo no sería lo que es si no tuviera el equipo que tengo. Pero el contenido de lo que sale en las redes lo marco yo y nadie más me dice lo que sí y lo que no y qué es lo que tengo que hacer", confiesa.

Llegados a este punto, se plantea la eterna duda: ¿Tienen fecha de caducidad los influencers? María apuesta por centrarse en sus empresas por lo que pueda pasar mañana. "Es indudable que todos podemos llegar a pasar de moda, así que, si las cosas se relajan en algún momento, me gustaría hacer un máster en Marketing o en Empresariales, para poder fomentar mis empresas y que sigan teniendo éxito en el futuro".

Las críticas al último número de Forbes van enfocadas a su protagonista, una influencer querida y odiada a partes iguales. ¿Es real el esfuerzo de María Pombo? Para muchos, es un peligro que esta sea "la profesión del futuro". "María Pombo no creo que esté a nivel de vuestra revista. La habéis liado. Empresaria por sorpresa, por suerte... no por trabajo, ni estudios, ni constancia", escribe en redes sociales una usuaria. "Si ella es empresaria, yo soy astronauta", se queja otra.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios