Menú
Carlos Pérez Gimeno

La diseñadora Ana Locking, en su mejor momento

Acaba de recibir el Premio Nacional de Diseño de Moda.

Carlos Pérez Gimeno
0
Acaba de recibir el Premio Nacional de Diseño de Moda.
Ana Locking | Gtres

Hace unos días que le han concedido el Premio Nacional de Diseño de Moda, otorgado por el Ministerio de Cultura, y está dotado de 30.000 euros. Un galardón que como ella misma declaró le ha llenado de alegría y es la recompensa de muchos años de trabajo. Tanto Ana Locking, como su pareja Alberto están felices, como es lógico. Su dedicación al mundo de la moda se remonta a 1996, en el 2007se lanzó en solitario, y en la actualidad es todo un referente en las pasarelas, cosechando numerosos premios a la mejor colección.

Es una persona muy comprometida en todo lo referente a la investigación de la lucha contra el cáncer, ya que a ella misma se lo diagnosticaron hace unos meses. "Cuando me lo dijeron, recuerdo que los primeros días, hasta que lo asumí, fueron terribles. La incertidumbre es tremenda, pero pasados esos días, me ayudó mucho cuando mi cirujano me dijo 'es un tumor de grado 3, pero te lo hemos cogido a tiempo y esto se cura'. Para mí esas palabras fueron mágicas. Afortunadamente, ha habido un gran avance de esta enfermedad, mi madre lo tuvo hace 25 años, y ni por asomo lo he pasado yo como lo pasó ella, me refiero a los efectos secundarios de los tratamientos. A mi me lo diagnosticaron tres días antes de empezar el confinamiento y no pude tener el calor de mis padres, ni de mis amigos".

"Mi pareja se contagió del coronavirus y ahí entró en una pesadilla que no bajaba de 39 grados de fiebre, y ese mismo día, pasé de ser enferma a enfermera, y eso también me sirvió para no estar todo el día pensando en lo mismo. Todo ese tiempo estuve totalmente sola, dormía en el salón y en el dormitorio Alberto. Todo esto sucedió 15 días antes del último desfile, a finales de enero durante una revisión rutinaria. Siempre me he cuidado mucho sobre todo por el antecedente de mi madre. Dentro de lo que supone esto, tuve mucha suerte porque el nivel era tan bajo, que no tuvieron que darme quimioterapia, solamente radio y por fortuna, estoy muy bien".

Ana es una mujer fuerte y todo lo ha asumido con valentía, y ese premio le ha dado una gran energía, aparte de la gran alegría. Enhorabuena.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios