Menú

Silvia Abascal, que debuta en 'Cuéntame', es madre de una niña llamada Leona

Silvia Abascal ejerce ahora el papel de hija mayor de los Alcántara. A sus 42 años es feliz en su vida privada.

0
Silvia Abascal ejerce ahora el papel de hija mayor de los Alcántara. A sus 42 años es feliz en su vida privada.
Silvia Abascal en la obra Ecos. | Gtres

En la nueva temporada de Cuéntame, que hace la número veintiuno, que se inicia en TVE este jueves, 14 de enero, aparece Silvia Abascal, convertida ya en la hija mayor del matrimonio Alcántara. La actriz madrileña, que en marzo próximo cumplirá cuarenta y dos años, es una mujer feliz en su vida privada, con su actual compañero, el también actor Xavier Murúa y la hija que tuvieron ambos en 2018, a la que pusieron el curioso nombre de Leona. Atrás ha quedado el episodio dramático en el que estuvo a punto de morir, cuando hace un decenio sufrió un gravísimo derrame cerebral.

Silvia Abascal es una agradable mujer, de rostro muy juvenil, que no representa la edad que tiene: parece tener menos años. Es de carácter alegre, muy positiva en su día a día, a la que conocí cuando disfrutaba de su primer éxito en la televisión, la serie Pepa y Pepe, del año 1994. Sus padres le permitieron cumplir sus deseos de ser actriz, profesión que le ha deparado grandes satisfacciones, como ser finalista en tres ocasiones de los premios Goya. Antes se había dado a conocer gracias a Chicho Ibáñez Serrador, que la eligió para representar el papel de una niña poseída, ello con el humor que caracterizaba al creador de Un, dos, tres..., que es donde Silvia Abascal empezó a ser tenida en cuenta por su capacidad interpretativa. Luego le llegaron otros retos dentro del género de la comedia, también en la pequeña pantalla: junto a Lina Morgan en Hostal Royal Manzanares, en El comisario, como hija del actor protagonista, Tito Valverde, y en algunos episodios de Aquí no hay quien viva.

silvia-abascal-xavier-murua.jpg
Silvia con su pareja y su hija | Gtres

Todas sus ilusiones quedaron repentinamente rotas en la tarde del 2 de abril de 2011, encontrándose invitada en el Festival de Cine de Málaga. Sufrió un desvanecimiento, horas antes de asistir a ese certamen, y trasladada a un centro médico fue operada de urgencia, víctima de un aneurisma cerebral. Salvó la vida, pero le quedaron secuelas, hasta recuperarse casi totalmente. Pues el ictus le afectó en sus movimientos, en la manera de hablar, en sus gestos, lo que evidentemente resultaba un serio inconveniente para su trabajo. Afortunadamente, un año más tarde reapareció en público y en 2013 contó su dramática experiencia en un libro, Todo un viaje.

Silvia Abascal sabe muy bien lo que es padecer otro drama familiar, desde que era niña, con su hermana mayor, Natalia, que tiene síndrome de Down. Con ella transcurrió su adolescencia y primera juventud. Se da la circunstancia de que Natalia también es actriz. Han estado, como decimos, siempre muy unidas, compartiendo sus sueños, sus confidencias.

En el amor, Silvia Abascal ha tenido varias experiencias, que llevó con la mayor discreción posible, pues no es amiga de que se aireen aspectos íntimos. Tuvo varios novios, como el fotógrafo Rubén Martín, con quien compartió diez años de vida en común. Luego salió con otro chico, David Morales. Hasta que se hizo muy amiga del actor Xavier Murúa, que terminaría siendo su pareja actual, y con quien en 2018, como decíamos al principio, fue madre de una niña. Resultó que en algunos medios se dijo que esta hija era fruto de las relaciones de la actriz con otro amigo. Todo se aclaró en un festival en Vitoria, donde dejó clara la identidad del padre de la criatura, el citado Murúa. De boda no han dicho nada, y siguen juntos, muy contentos. Se conocieron cuando representaban una obra teatral, "La cafetería".

Silvia Abascal ha aparecido en las revistas rosas a veces por cuestiones nimias, como cuando descubrió que una falsaria se hacía pasar por ella en su cuenta de Instagram. Allí, por cierto, la censuraron por haber intentado divulgar una fotografía donde se le veía uno de sus pechos, durante la representación en el Festival de Mérida de Las amazonas. Mostrando un desnudo de espaldas, intervino en 2015 en un vídeo promocional de Alejandro Sanz cantando "A que no me dejas". Se dio la circunstancia de que esta balada fue la primera que escuchó Silvia cuando estaba recuperándose de su derrame cerebral. Alejandro y la actriz madrileña son muy amigos.

silvia-abascal-cuentame.jpeg
Silvia Abascal en Cuéntame | RTVE

Con el panorama incierto por la pandemia, y tras haber aparecido hace un par de años en la serie La catedral del mar, Silvia Abascal se vio sorprendida gratamente cuando el productor de Cuéntame la llamó para ofrecerle un papel, como hija del matrimonio Alcántara, María. Bien entendido que ya no sería la jovencita que hasta ahora hemos contemplado en la historia interpretada por otra actriz, sino cuando ese personaje cumple cuarenta y dos años, es doctora, y sufre el coronavirus. ¿Cómo ocurre tal cosa en los capítulos que veremos a partir de la próxima semana? Muy sencillo: la serie va a verse alterada en el tiempo, partiendo de 1992, e intercalando episodios del presente.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios