Menú

Miguel Bosé, tras la puñalada judicial a Nacho Palau: "No es una familia, es un acuerdo de convivencia"

Miguel Bosé reapareció en el programa de Jordi Évole tras el juicio con Nacho Palau y las críticas a su postura negacionista hacia el coronavirus.

0
Miguel Bosé reapareció en el programa de Jordi Évole tras el juicio con Nacho Palau y las críticas a su postura negacionista hacia el coronavirus.
Miguel Bosé. | La Sexta

Seis años después de hablar por última vez en un medio de comunicación español, Miguel Bosé ha reaparecido este domingo en La Sexta con una polémica entrevista con Jordi Évole en la que, fiel a su esencia, ha dejado numerosos titulares que, sin duda, darán mucho que hablar en los próximos días.

Desde su complicada relación con su padre, Luis Miguel Dominguín, a su consumo de drogas y sus problemas de voz —que el artista achacó a su ruptura con Nacho Palau y a la separación de sus hijos— Miguel hizo un repaso de su vida y su carrera dejando numerosos y controvertidos titulares en la que ha sido su reaparición pública después de meses de silencio.

Una entrevista en la que, no obstante, Évole no quiso profundizar en la ruptura familiar causada por el juicio con su ex, a quien doblegó en unos tribunales que no quisieron discutir el concepto de paternidad subrogada y prefirieron separar —dos y dos— los hijos adoptados por cada uno de los miembros de la expareja.

Y es que el artista llevaba desde verano 'desaparecido' tanto en medios de comunicación como en redes sociales tras sus controvertidas declaraciones sobre la pandemia de la covid, con mensajes con una fuerte carga negacionista que desataron numerosas críticas. Pero, visto lo visto, está de regreso y con más fuerza que nunca.

Coincidiendo con la emisión de la entrevista, Miguel ha compartido una fotografía en su cuenta de Instagram —en la que comenzó a publicar hace una semana, después de meses de inactividad en la que era su cuenta oficial— de lo más especial y que, a buen seguro, también dará mucho que hablar.

En la imagen podemos ver a sus hijos, Diego y Tadeo, y a los de Nacho Palau, Ivo y Telmo, unidos como antaño y disfrutando de una jornada de turismo en México, donde el artista tiene establecida su residencia. "Una mañana de arqueología con mis cuatro amores. Teotihuacán y aquí señalando la pirámide de sol. Historias apasionantes", ha escrito Bosé, dejando claro su cariño por los hijos del escultor valenciano, cuya filiación no ha querido reconocer en una guerra judicial sin cuartel contra el hombre con el que compartió más de dos décadas de su vida.

Precisamente acerca de los pequeños Miguel confesaba a Jordi Évole que "mi familia, bueno no se llama familia, es una especie de acuerdo de convivencia que tienen dos personas que tuvieron una relación y que deciden seguir adelante con buen rollo para que los hijos de ambas partes puedan continuar creciendo juntos como lo que ellos pensaron desde el primer día que eran, hermanos".

Unas palabras con las que el cantante ha dejado claro su cariño por Ivo y Telmo, un amor que ahora refuerza publicando por primera vez desde que se inició su conflicto legal con Nacho Palau una foto de los cuatro pequeños, "mis amores" —como el propio Bosé confiesa— juntos, disfrutando de una entretenida jornada en familia con la que el artista confirma, además, que los hijos del escultor valenciano están pasando una temporada con él en México.

Los "espíritus" de las drogas

"Yo ya no hago vida social, no he sido social nunca, he sido salvaje. He tenido unos años en los cuales descubrí la parte oscura que todos tenemos. Estoy hablando de todo, drogas, sexo a lo bestia, tabaco, sustancias... descubrí la parte oscura de Bosé que era muy necesaria", explicó sobre su adicción a las drogas.

"Pensaba que drogándote eras más creativo, sí. Utilizándolo bien dan mucho bien y muchos conocimientos, unas visiones de las cosas que son revolucionarias. Cuando pasa a ser un consumo habitual pierden ese sentido, los espíritus que habitan las drogas dejan de ser aliados y pasan a ser enemigos" reconoce.

Miguel explicó cómo fue el momento en el que decidió dejar definitivamente todas las adiciones que habían pasado a manejar su vida: "Me desperté un día y dije 'se acabó' y se acabó. Se acabó la salida, el trasnochar, se acabó todo. En todas estas cosas hay un placer que es difícil de negar, cortar con eso me costó más tiempo. He dejado todo hace siete años, estaba muy enganchado. Dejó de ser diversión y fiesta para trasladarse a diario, empieza a causar problemas serios".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD