Menú

José Fernando Ortega se enfrenta a la cita judicial que podría retrasar su vuelta a casa

El hijo de Rocío Jurado y Ortega Cano se encuentra ingresado desde hace cuatros años en un centro psiquiátrico.

0
El hijo de Rocío Jurado y Ortega Cano se encuentra ingresado desde hace cuatros años en un centro psiquiátrico.
José Fernando | EFE

José Fernando Ortega vive al margen del huracán mediático que ha provocado la docuserie de su hermana Rocío Carrasco. El hijo de Rocío Jurado y José Ortega Cano se encuentra ingresado en el hospital psiquiátrico San Juan de Dios, en la localidad madrileña de Ciempozuelos, desde hace cuatro años y se esperaba que su salida del centro se produjera este mismo mes de abril. Sin embargo, los planes del joven se han visto truncados ya que este lunes tiene una cita judicial que podría retrasar su vuelta a casa.

Ortega debe declarar por un juicio pendiente del año 2017 que todavía tiene pendiente ya que quebrantó la orden de alejamiento que tenía de Michu, su pareja y madre de su hija. Así, el hijo de Ortega Cano deberá declarar en el Juzgado de lo Penal de Jerez de la Frontera (Cádiz) y la sentencia será relevante para su futura, ya que de ella depende si continúa hospitalizado o vuelve con su familia.

La evolución del hijo de Rocío Jurado y José Ortega Cano es muy buena: disfruta de su día a día en el centro y cuenta con una rutina muy marcada. Cuentan que está estudiando con la intención de labrarse un futuro en el campo de la informática cuando recupere su libertad, que estaría cada vez más cerca.

Familia rota

Aunque la relación de Michu está llena de altibajos, la madre se encarga de que su hija con José Fernando, María del Rocío, esté en contacto con su padre. Ella es quien cría y acompaña a la niña en su día a día.

La última vez que se vio a la familia reunida fue en el bautizo de la niña en 2018. Fue en la basílica de Santa María de Arcos de la Frontera el sábado 16 de junio. Cuando la ceremonia ya había empezado todavía faltaban invitados. El padre, el abuelo y hasta el padrino llegaron tarde y los nervios de todos estaban a flor de piel. Finalmente llegaron, pero tarde y por separado.

Tanto es así que, en el momento de verter el agua, no estaba presente el padrino, Sergio, cuñado de Michu. Por lo que Ortega Cano tuvo que sustituir de manera improvisada al primero en sus funciones. La madre de la niña, que en otras ocasiones ha mantenido sus polémicas con la familia, mantuvo un trato correcto con los Ortega, pero poco más. La propia Michu reconoce que no es precisamente amiga íntima de Gloria Camila, que sí estuvo presente.

Hubo ausencias como el tío Amador Mohedano, y en menor medida las de la propia Gloria Camila y Gloria Mohedano, tía abuela de la niña, que se fueron tras acabar la ceremonia y no se quedaron al banquete.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD