Menú

Rocío Carrasco no convence: así justifica la nula relación con su hijo

El décimo episodio prometía dar explicaciones sobre el motivo por el que Rocío lleva años sin tener relación con David.

0
El décimo episodio prometía dar explicaciones sobre el motivo por el que Rocío lleva años sin tener relación con David.
Rocio Carrasco | Telecinco.es

El episodio diez de la serie documental Rocío: contar la verdad para seguir viva que ha emitido este miércoles Telecinco ha estado centrado en la figura de David Flores Carrasco, el hijo pequeño de Rocío Carrasco. Un capítulo 'definitivo' en el que la protagonista tendría que justificar el motivo por el que lleva más de cinco años sin tener contacto con su hijo. Una cuestión difícil de explicar, más aún Rocío Carrasco siempre ha presumido de que David tenía "pasión" por su madre y una muy buena relación con Fidel (o "Fidelito, como ella asegura que le llamaba el pequeño).

El relato de esta semana arrancaba unas meses después del desagradable episodio que Rocío Carrasco vivió con su hija adolescente. Entonces, Rocío Flores ya residía en Málaga con su padre y el niño continuaba con el régimen de visitas que habían mantenido hasta entonces.

Carrasco definió a su hijo como un niño "cariñoso, zalamero, bondadoso y gracioso" que comienza a cambiar cuando su hermana ya no vive con ellos: "Siempre he querido que David tuviese cierta independencia dentro de sus posibilidades: cosas como ir a comprar el pan. Nunca lo hice porque pensaba: '¿Y si el niño se cae en la calle, le pasa algo y la otra parte (su padre) se entera?'. Era terror a la hora de educarle porque he tenido enfrente a alguien que e ha encargado de mostrar una imagen de mí de mala madre", dice, volviendo a señalar a su exmarido como culpable de sus desgracias: "Ha utilizado las circunstancias de ese niño para hacerme más daño y lucrarse".

Cambios en el pequeño David

Con el paso del tiempo, David habría comenzado a cambiar su forma de ser y pasando de ser un "niño feliz" a convertirse en una persona "arisca, reaccionaria y, en cierta forma, desagradable en la forma de hablar". Según su madre, "llegó una época en la que todo le daba igual, se negaba a estudiar": "Él me decía que su padre le había dicho que iba a grabar un disco y que le iban a llevar a La Voz".

Rocío señala a Antonio David como el responsable del cambio de actitud de su hijo y le acusa de ir a ver al pequeño al colegio durante el periodo que le correspondía a la madre, para "hacerle chantaje emocional con sus hermanas": "Lo esperaba a la salida, entre clase y clase, y entonces le decía al niño cosas. Hacer eso con un niño como David es mucho más cruel. Además del chantaje, le decía que si yo le hacía cualquier cosa, como castigarle, le avisara. En una ocasión el padre acudió con la hermana. La niña le dijo: 'Dile a tu madre que va a llorar lágrimas de sangre. Hasta que no la meta en la cárcel no voy a parar'".

Cinco años sin contacto con su hijo

La última vez que ve a su hijo es el día 23 de junio de 2016, antes de marcharse con Antonio David a pasar las vacaciones de verano. "Él iba contento para pasar esas semanas con sus hermanas y su padre, y en septiembre él volvería para boda de su mami. Ya tenía su traje comprado. Ponemos la boda el día el 6, 7 y 8 de septiembre para que fuera coincidente con el regreso del niño para iniciar el curso escolar".

Rocío insiste en que no tenía que invitar a su hijo a la boda "porque él era parte de esa boda": "Era algo con lo que él estaba loco. Desgraciadamente sabía perfectamente que mi hijo no iba a aparecer en la boda por culpa de su padre. No invito a mi hija, por lo que desgraciadamente ya se sabe por mi boca".

Después de su enlace con Fidel "los días van pasando y el niño no vuelve". "Lo pongo en manos de mis abogados y nunca obtuvimos respuesta por la otra parte. Pongo en manos de la justicia el que el convenio no se ha cumplido. Nunca me ha devuelto a mi hijo y todavía no sé el motivo por el que la justicia no tomó cartas en el asunto. ¿Cómo voy a bajar a Málaga a por el niño después de todo lo que he vivido? Yo me limito a poner una reclamación judicial. Sigo luchando judicialmente para recuperar a mi hijo pero cuando llega la vista el niño ya ha cumplido 18 años".

A pesar de todo lo expuesto, Rocío no explicó el motivo por el que, años después de lo ocurrido, sigue sin querer tener relación con su hijo y ha decidido no contestar a sus llamadas. Han sido varias las ocasiones en las que Rocío Flores ha suplicado a su madre que coja el teléfono a su hermano, que a día de hoy sigue esperando un movimiento por su parte.

Según Carlota Corredera al comienzo de la emisión, con este episodio Rocío Carrasco volvería a "callar la boca a los negacionistas" de su relato, pero lo cierto es que, aún siendo completamente real todo lo que cuenta, no hay argumentos suficientes que justifiquen la nula relación de la madre con su hijo.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD