Menú
Rosa Belmonte

La gimnasta feliz

"Me da la impresión de que la gente se ha vuelto loca con la salud mental. Demasiado sensible y enfadada".

Rosa Belmonte
0
"Me da la impresión de que la gente se ha vuelto loca con la salud mental. Demasiado sensible y enfadada".
Simone Biles | Gtres

Siempre me pareció que Simone Biles era una gimnasta feliz. Que sus dobles-triples eran felices. Tiene una entrenadora de toda la vida que es como una madre. Hasta eso parece feliz en un mundo de entrenadores ogros. Hasta cuando reconoció haber sido víctima de Nassar, el médico cerdo, parecía feliz. Su trabajo ha sido duro, pero divertido. Y eso es lo que transmite. Korbut y Comaneci eran gimnastas tristes. Cuando el martes saltó el potro en el concurso por equipos de Tokio 2020 no hizo el Amanar (mortal en plancha tras entrada en Yurchenko y dos piruetas y media). Se quedó en pirueta y media. Cayó de pie, pero en falso. Falló. Un salto ordinario, impropio de ella. Nines García, ex gimnasta y comentarista junto a Paloma del Río en TVE, no entendía nada. ¿Dónde se había quedado la doble pirueta? Simone Biles se marchó y volvió, se puso el chándal y la mascarilla y siguió animando con vehemencia a sus compañeras, que ya sin ella perdieron ante Rusia. Parecía muy feliz animando. Pero no parecía lesionada. Biles no sólo felicitó a las rusas al acabar, también a las gimnastas una a una cuando hacían sus ejercicios. Lo que se espera de una estrella. Hace poco escribía sobre un ejercicio de suelo de Biles que había visto a cámara lenta. Era hipnótico, si parabas la imagen estaba allí arriba a varios metros del suelo, como en una experiencia extracorpórea. También es hipnótico ver a Simone Biles sin moverse. Hay una foto en un desfile de moda en la que está con Maria Sharapova y parecen seres de especies diferentes. Mucho más que Allison Janney y Kristin Chenoweth en El ala oeste. Pero pese a lo pequeña que es, y más al lado de semejante jaca, se la ve enorme.

Me da la impresión de que la gente se ha vuelto loca con la salud mental. Demasiado sensible y enfadada. No sé de dónde se sacan que es un tabú cuando tanta gente va al psiquiatra sin esconderlo y llevamos viendo películas de Woody Allen toda la vida. Y hablando de ello con bastante normalidad. Leyendo El miedo del portero al penalti, de Peter Handke. Aunque un deportista con ansiedad no acabe de criminal. ¿Pero cómo va a sorprender que la gente se rompa? Sobre todo, deportistas con tanta presión. Había gente que parecía resistente a la presión (Arantxa Sánchez Vicario, de cuyo extraordinario triunfo sobre Graff en Roland Garros hace 30 años) y gente con una cabeza más voluble y traicionera (Conchita Martínez). Y pongo estos ejemplos porque el tenis es un deporte mental. El revés, bien, pero como no tengas cabeza… Para superar dos sets en contra tienes que tener unas pelotas como esa que ve llegar Katherine Hepburn en La impetuosa.

Naomi Osaka, que encendió el pebetero, cayó el martes en Tokio y reconoció que no había podido con la presión. Ella no era nueva en reconocer esto. Lo increíble es que la pusieran verde. Siempre hay que recordar al padre de Nick en El gran Gatsby: "Cuando sientas deseos de criticar a alguien recuerda que no todo el mundo ha tenido las mismas oportunidades que tú tuviste". Y eso sirve para el dinero o los colegios, pero también para la salud mental, para un simple ataque de ansiedad que hay quien jamás ha tenido. Está bien ser así de fuerte, pero a lo mejor no has hecho nada especial para tener esa suerte. Simone Biles es nueva en el negociado de ‘hasta aquí he llegado’. Yo era la primera que esperaba que la americana me divirtiera, me conmoviera, hiciera lo que sabe, acabara con todas las leyendas, volara hasta el techo y cayera clavada… No lo esperaba yo, soy de lo más vulgar, lo esperaba todo el mundo. "Físicamente me encontraba bien, me veía en buena forma, pero internamente necesitaba dar un paso a un lado. Tenía que proteger mi mente, no podía salir y hacer lo que todo el mundo quería que hiciese". Me siento hasta culpable. Más. "En estos Juegos ha habido un par de días en los que he sentido el peso de todo el mundo en mis espaldas". ¿El concurso completo del jueves? Pues ya han dicho que no.

Mientras Biles se recupera, si lo hace, me pondré vídeos de Vera Caslavska, que también parecía feliz.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot