Menú

Los cinco años que Gloria Trevi pasó en la cárcel por culpa de su novio

Gloria Trevi promociona ahora su último disco. Atrás deja la mexicana los malos momentos que pasó en la cárcel.

0
Gloria Trevi promociona ahora su último disco. Atrás deja la mexicana los malos momentos que pasó en la cárcel.
Gloria Trevi y Sergio Andrade. | gtres

Hace un par de semanas Gloria Trevi se paseó por varias cadenas de televisión para promocionar su último disco "Nos volvimos locos". La cantante mexicana sí que estuvo a punto de enloquecer cuando fue acusada por corrupción de menores. La culpa no fue de ella, según pudo desprenderse al ser finalmente exonerada. Esta es la historia que vivió una estrella del pop latino, un verdadero infierno que ahora trata de olvidar, refugiándose en sus alegres canciones y el amor que profesa hacia su marido y sus hijos.

Gloria de los Ángeles Treviño Ruíz nació en Monterrey. Este 21 de septiembre cumplirá cincuenta y tres años. Desde muy jovencita destacó por su afición a cantar y bailar. Ha sido modelo, es actriz de cine y televisión, compositora, productora y empresaria. Un buen bagaje para quien la revista Pollstar eligió como "la artista mexicana más taquillera del siglo XXI". Algo exagerada esa leyenda, no obstante nadie puede discutirle que ha vendido la friolera de cuarenta y tres millones de discos. En algunos de ellos sus letras contenían títulos de doble sentido como "Más turbada que nunca". En ella siempre ha existido un punto de provocación, cual si fuera "la Madonna mexicana".

Cuando se estableció en México D.F. para iniciar su carrera musical, en 1982, ganó un concurso de noveles. Se fijó en ella un representante llamado Sergio Andrade quien la convenció en seguida para que fuera su "mánager". Fundaron la banda Boquitas Pintadas, nombre elegido posiblemente acordándose de Manuel Puig y su celebrada novela. Andrade, íntimamente ligado a la joven intérprete, que había acortado su apellido Treviño y pasó a ser conocida como Gloria Trevi, resultó ser un delincuente, como contaremos después.

Mientras Gloria Trevi iba escalando puestos en las listas de éxitos musicales, Sergio Andrade era el "capo" de un grupo de artistas de su confianza que se dedicaban a corromper menores de edad. ¿Tenía Gloria Trevi, siendo amante de Andrade, conocimiento de los tejemanejes de éste? Lo fuera o no, ella pagaría tal vez los platos rotos cuando la policía mexicana recibió la denuncia de una madre, que acusaba a la banda de Andrade como autores de la desaparición de su hija.

Aquello sucedió tras la publicación del libro La gloria por el infierno, escrito por una ex corista, donde se contaban episodios de jóvenes cantantes humilladas por el tal Andrade, que las obligaba a realizar prácticas poco edificantes. Una se esas chicas, Karina Alejandra Yapor Gómez desapareció del grupo y su madre, Teresa de Jesús Gómez, acudió a una comisaría para denunciar esa ausencia en aquel 1999, en Chihuahua.

Sergio Andrade se enteró de que la policía lo buscaba como posible autor de la desaparición de aquella muchacha. Y decidió huir al Brasil en compañía de Gloria Trevi. En principio no les ocurrió nada hasta que el matrimonio fue acusado de prófugo y diez meses después de afincarse en la capital brasileña fue detenido, con el apoyo de Interpol. Sergio y Gloria pasaron a disposición de las autoridades de Río de Janeiro y encarcelados. Para entonces, Sergio Andrade declaró a un periódico haber sido padre de una niña, Ana, de su relación con Gloria.

Alrededor de tres años permaneció presa. El Gobierno mexicano solicitó su extradición. La cantante volvió a México para enfrentarse con la justicia. Ingresó en la cárcel donde tuvo tiempo suficiente para escribir la historia de su desgracia. Un fiscal pidió para ella treinta y cuatro años privada de libertad. Dos años después un juez revisó su caso y la exoneró de cuanto era acusada por corrupción de menores. Salió a la calle totalmente libre el 21 de septiembre de 2004. Habían transcurrido casi cinco años tras los barrotes. Su novio, Sergio Andrade cumplió una larga condena. Él fue el autor de aquel rapto mencionado líneas atrás. Tenía un grupo de jovencitas con las que efectuaba actos libidinosos con menores de edad. Si Gloria Trevi fue o no colaboradora de ello, no pudo el juez mexicano justificarlo. Cómplice a primera vista, desde luego, aunque nunca pudo probarse. Lo más creíble es que ella estaba enamorada del tal Andrade y lo seguía, desconocedora al parecer de cuanto delictivamente realizaba en un lugar desconocido por la cantante.

Turbio asunto del que Gloria Trevi quiso pasar página en cuanto obtuvo su libertad, libre de cargos. Alejada del sinvergüenza de Andrade se había enamorado de un empresario, Armando Gómez Martínez, con el que se casó en 2009. Tuvieron dos hijos, Ángel Gabriel y Miguel Armando. A partir de entonces reanudó su actividad artística. Le costó, poco a poco, recuperar la popularidad perdida durante el tiempo que pasó en prisión. Con su férrea voluntad logró situarse de nuevo entre las estrellas del pop latino, como Thalía y Ricky Martin. Guarda a buen recaudo unos óvulos desde que estaba con capacidad para engendrar otro hijo. Ha ido retrasando esa posibilidad. A sus cincuenta y tres años se pregunta si lo conseguirá o es solo una quimera. Entre tanto, canta y baila frenéticamente a ritmo de reguetón para complacer a sus miles de seguidores.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia