Menú

Cuando Brad Pitt prefirió a Angelina Jolie antes que a Jennifer Aniston

Jennifer encajó el golpe. Llegó el divorcio. Vivió otras relaciones. Pero jamás lo olvidó.

0
Jennifer encajó el golpe. Llegó el divorcio. Vivió otras relaciones. Pero jamás lo olvidó.
Aniston y Pitt, en una imagen del 2000 | Cordon Press

Jennifer Aniston está considerada en Hollywood como una de las actrices más interesantes de las últimas décadas. A sus cincuenta y tres años, que no representa, mantiene una figura espectacular, que resaltan las revistas femeninas. Ha vivido bastantes amores, el principal con Brad Pitt. Hubiera querido prolongar su matrimonio pero con un galán tan asediado por las mujeres era difícil que no la engañara. Y así fue cómo Jennifer no tuvo más remedio que renunciar a aquel sueño y aceptar la ruptura con el guaperas. Desde entonces, pese a sus romances, no ha encontrado la pareja que la haga feliz.

Respecto a ese cuerpo 10 que exhibe Jennifer no encuentra otra respuesta que llevar una dieta equilibrada, privarse de comidas que engordan y practicar deporte. No hay otro misterio. No obstante ella practica además yoga y algo sorprendente que, por lo visto, está de moda entre algunas mujeres: el boxeo. Fortalece sus piernas y glúteos. Y termina su sesión diaria entrando en la sauna. Pasa por ser una mujer casi perfecta, de las mejor vestidas entre su profesión de actriz. People, revista que todos los años elige a la más guapa, así lo estimó con tal nombramiento.

jennifer-aniston1.jpg

No vive Jennifer Aniston "en la Luna" y es consciente de que su profesión, como cualquiera sabe, es inestable. Así es que hace no mucho tiempo estuvo a punto de arrojar la toalla, abandonar los estudios cinematográficos y ganarse la vida como decoradora, que es una de sus habilidades. Afortunadamente su futuro inmediato es de color rosa en el trabajo (no así en el amoroso, como contaremos) y además de actriz es productora, responsable de sus actuales trabajos. La revista Forbes estima que posee un patrimonio valorado en doscientos millones de dólares, que no es moco de pavo. Ya quisieran muchas de sus colegas. Personalmente los reporteros la consideran muy amable. Con lo dicho hasta ahora no se explica cómo es que siga soltera. Será que ha tenido mala suerte…

Nacida en Los Ángeles, con lo que Hollywood lo tenía a mano, logró convertirse en una actriz popularísima en todos los Estados Unidos con su personaje de Rachel Green la serie Friends. Ello ocurría hace veintisiete años. Las mujeres copiaban su peinado. Le costó más adelante superar aquel éxito colosal. Tampoco sus películas alcanzaron demasiado interés. Tuvieron que transcurrir unas décadas hasta que estrenó otra serie de gran impacto, The Morning Show, basada en historias de televisión, cuya segunda temporada se ha empezado a emitir ahora, con una masiva respuesta de seguidores.

brad-pit-jennifer-aniston.jpg

Concentrada en The Morning Show, Jennifer Aniston no se muestra fuera de los estudios de grabación preocupada por su soltería. Ha conocido a muchos hombres: actores que aquí poco nos dicen, algún músico, un modelo, nombres que omitimos en la creencia de que en España son poco o nada conocidos. Si exceptuamos uno: Brad Pitt. ¿Qué mujer no se ha enamorado tras verlo en algunas de sus películas y decir más o menos que está "para comérselo"?

Jennifer y Brad se enrollaron en 1998 viviendo un encendido idilio durante dos años. Entonces, en 2000, se casaron en Malibú en ceremonia privada, con muy escasos invitados. Se convirtieron en la pareja de moda, permanentemente perseguidos por los reporteros, habituales en las páginas de las revistas del corazón. Así, durante cinco años. Que él le pusiera los cuernos más de una vez puede que estuviera dentro de lo esperado en un seductor nato como Brad. Pero cuando se cruzó en su camino Angelina Jolie, ahí sí que Jennifer se olió la tostada. Estaba enamoradísima de su marido… y lo perdió para siempre. Que con el paso de los años Brad y Angelina terminaran como el perro y el gato ya es una historia inacabable que aquí nos supera.

jennifer-aniston-90s.jpg

Jennifer encajó el golpe. Llegó el divorcio. Vivió otras relaciones. Mas jamás lo olvidó. Se han reencontrado en público en varias ocasiones. Los fotógrafos, claro está, disparando sus flahses sin parar. Y ellos, sonrientes. Los seguidores de ambos se han manifestado en cartas a las redacciones pensando que iban a reconciliarse, sabiendo además lo mal que Pitt lo ha estado pasando con Angelina Jolie. Pero no, no habrá segundas partes. Son amigos, puede que se telefoneen de vez en cuando o intercambien whatsapps. Pero el pasado ya no vuelve para ellos. Quedan en su memoria los felices tiempos en los que eran una de las parejas más admiradas de Hollywood. Pero de recuerdos no se vive...

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia