Menú

La princesa Mako de Japón se casa con el plebeyo Kei Komuro y abandona la Familia Real

Mako se casó con Kei Komuro, compañero de universidad, tras una larga polémica financiera.

0
Mako se casó con Kei Komuro, compañero de universidad, tras una larga polémica financiera.
Mako y Kei Komuro. | Efe

La princesa Mako de Japón contrajo matrimonio la mañana de este martes con Kei Komuro, excompañero universitario, tras tres años retraso y de polémica por una disputa financiera de la madre del novio.

"El registro del matrimonio ha sido entregado en el ayuntamiento por un oficial de la Agencia sobre las 10:00 (1:00 GMT) de este martes", confirmó a Efe un portavoz de la Agencia Imperial sobre la boda civil y sin formalismos de la ya exprincesa.

Al casarse con un plebeyo y como estipula la ley que rige la Casa Imperial japonesa, Mako abandona la familia imperial nipona y pasa a llamarse Mako Komuro. Un oficial de la Agencia Imperial entregó la documentación para el registro del matrimonio en el ayuntamiento, momento tras el cual la exprincesa dejó de pertenecer a la familia imperial.

Mako ha salido de su palacio de residencia poco después de las 10:00 de la hora local, vestida con un clásico vestido de color azul claro y collar de perlas, y ha sido despedida por sus padres, Fumihito y Kiko, los príncipes herederos Akishino, así como su hermana menor Kako.

Mako y su ya esposo Kei celebraron una rueda de prensa ante los medios donde responderán por escrito a las preguntas de los periodistas que han sido entregadas por anticipado.

El enlace ha puesto de nuevo el foco en las constricciones que afectan a las mujeres en la familia imperial nipona, en la que los varones son los únicos que tienen derechos sucesorios al Trono de Crisantemo y que pueden casarse con plebeyas sin perder su estatus.

Mako, sobrina del emperador Naruhito e hija primogénita del príncipe Akishino (segundo en la línea sucesoria al Trono de Crisantemo) es la primera mujer de la familia imperial en realizar una boda civil en el Japón de posguerra.

Mako: "Hemos escuchado nuestro corazón"

"Casarnos es la única opción que hemos elegido escuchando a nuestro corazón" afirmó Mako frente a los medios en el Hotel Grand Arc Hotel Hanzomon de Tokio, cercano al Palacio Imperial.

"Quiero pasar mi vida con Mako y queremos crear un hogar cálido, apoyarnos en los momentos felices y duros", expresó a su vez su antiguo compañero universitario y ahora marido Kei.

"Habrá momentos duros, pero como hasta ahora, uniremos fuerzas y avanzaremos juntos", dijo Mako sobre su futuro en común.

"Estos últimos años, tanto mi madre como yo lo hemos pasado mal, mental y físicamente", confesó Kei en relación a la polémica por una supuesta deuda que su madre habría contraído con un exnovio.

Ambos aprovecharon para agradecer el apoyo recibido, al mismo tiempo que pidieron disculpas por la polémica sobre una deuda que salpicó el anuncio de la boda años atrás y se ha mantenido hasta ahora.

La exprincesa también se refirió al síndrome de estrés postraumático que según la Agencia Imperial ha sufrido a consecuencia del revuelo mediático y de las críticas recibidas de determinados sectores sociales.

"He tomado la decisión de anunciar mis síntomas ahora con ocasión de mi matrimonio. No estoy en buen estado, pero he podido llegar al día de hoy gracias a la ayuda de mi alrededor", dijo Mako, quien también agradeció en particular el apoyo de su pareja.

También señaló que ambos quedaron "horrorizados" y "entristecidos" por "la difusión de historias infundadas y por que se hayan dado por hecho informaciones falsas", a través de respuestas ofrecidas por escrito a los medios.

Durante su comparecencia de hoy, Mako y Kei leyeron un discurso preparado ante las cámaras, pero decidieron responder a las preguntas remitidas previamente por medios japoneses e internacionales por escrito debido a que algunas de estas cuestiones les habían generado ansiedad, según la Agencia Imperial.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia