Menú
Carlos Pérez Gimeno

Gustavo, hombre de confianza de María Teresa Campos: "Terelu y Carmen Borrego harán las paces"

Gustavo, chófer de María Teresa Campos, reconoce que entre las hermanas las cosas están realmente mal.

Carlos Pérez Gimeno
0
Gustavo, chófer de María Teresa Campos, reconoce que entre las hermanas las cosas están realmente mal.
Gustavo y María Teresa | ContactoPhoto

Gustavo es, como se suele decir, la mano derecha de María Teresa Campos desde hace décadas. Toda la familia le considera un miembro más y el cariño de todos se lo ha ganado a pulso.

Al conversar con él demuestra que tiene una impecable educación, y cuando habla tanto de su jefa,como de sus hijas, lo hace siempre desde el cariño. Le pregunté óomo estaban los ánimos. "No se puede negar que entre las hermanas las cosas están mal. Estoy intentando que se arreglen, pero el tema está difícil por parte de las dos, ninguna quiere dar su brazo a torcer, y mira que dan la vida una por la otra. Pero el orgullo está decidiendo por las dos, y eso no es bueno. Son peleas de hermanas, y seguro que se solucionará. Yo se lo digo a las dos que no sean bobas, y que hagan las paces de una vez, porque esto Teresa no se lo merece. Cada una tiene su parte de razón, y por eso tienen que solucionarlo de una vez". Así lo explicó.

"Teresa no sabe que están tan mal porque no ve la televisión, prefiere ver series u otras cosas. Ahora está muy contenta con la nueva casa, le está quedando muy bonita con los muebles que está poniendo. La salida de la casa fue un poco dura, pero ya ha pasado, afortunadamente. Es cierto que le dolió, pero es lógico. Ahora lo que ve es lo bonita que está quedando", ha dicho.

Gustavo, lo que sí quiso dejar muy claro en defensa de las hermanas, es que esto no lo están haciendo por dinero, ni mucho menos. "Las dos están muy pendientes de la madre, le llaman sin parar y están muy tranquilas porque saben que su madre conmigo está perfectamente. Lo que más me gusta, es que Teresa ya no se acuerda de Bigote para nada, y eso a mí me da mucha alegría, porque yo quiero mucho a María Teresa, ella me ha dado todo en la vida, y siempre le estaré agradecido. Ya no solo por el dinero que me he podido ganar, sino también por la cultura que he adquirido gracias a ella. La lealtad se paga con lealtad. Teresa es maravillosa".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia