Menú

Nerviosismo al salir del trabajo Iñaki Urdangarín: incidente con la bici y una peatona

Iñaki Urdangarín salió del trabajo en el bufete y se encontró de nuevo con decenas de reporteros.

Nerviosismo al salir del trabajo Iñaki Urdangarín: incidente con la bici y una peatona
Iñaki Urdangarín. | Contacto Photo

Desde que este miércoles se publicase la portada de la revista Lecturas en la que se veía a Iñaki Urdangarín con una nueva compañía, Ainhoa Armentia, toda la atención de los medios de comunicación ha sido redirigida hacia la pareja. El foco mediático está en Vitoria, en el despacho de abogados en el que trabajan ambos, aunque también en Ginebra, donde se encuentra la Infanta Cristina, que permanece en silencio ante esta noticia.

Una información que ha trascendido a todos los niveles porque se trata del yerno del Rey emérito, cuñado del Rey Felipe VI y todavía marido de la Infanta Cristina, y que ha cambiado completamente la agenda de Casa Real. Hay que recordar que las últimas imágenes del matrimonio fueron en Navidad y que se mostraron de lo más felices y enamorados.

Esta mañana los medios consiguieron las primeras imágenes de Iñaki Urdangarin tras hacerse pública la información de su nuevo amorío con Ainhoa, con el exjugador de balonmano asegurando que son "cosas que pasan" y que esta gestión la iban a llevar a cabo en familia ya que se trata de una dificultad.

El nerviosismo, sin embargo, era ya evidente, y la tensión no hizo sino aumentar a lo largo del día. Tras la jornada laboral, Iñaki salió del despacho de abogados donde trabaja. Callado y con el rostro cabizbajo, en esta ocasión no hizo declaraciones, pero se vio sorprendido por una avalancha de reporteros que buscaban su rostro y sus palabras.

Sin buscarlo, una ciudadana se vio 'atropellada' por esta avalancha de reporteros y por el mismo Iñaki Urdangarin, que no dudó en pararse y atender a la señora para saber si estaba bien después de caerse tras los empujones de los profesionales de la comunicación que llevaban horas y horas haciendo guardia en ese despacho.

Minutos más tarde salió Ainhoa Armentia, a la que le esperaba un coche en la misma puerta del despacho de abogados para evitar andar por la calle y ser 'presa' fácil de la prensa. Su rostro delataba que no sabía qué hacer ante tanto interés público generado.

Temas

En Chic

    0
    comentarios