Menú

Nacho Palau narra el momento más trágico de su ruptura con Miguel Bosé: "Me siento culpable"

El superviviente visitó el plató de Déjate Querer, el nuevo programa de Toñi Moreno en Telecinco.

El superviviente visitó el plató de Déjate Querer, el nuevo programa de Toñi Moreno en Telecinco.
Nacho Palau en Déjate querer | Telecinco.es

Nacho Palau ha concedido su primera entrevista en televisión a Toñi Moreno en el estreno de su programa Déjate querer en Telecinco. La visita del escultor a Telecinco, que fue grabada días antes de poner rumbo a Honduras para concursar en Supervivientes, giró en torno a su relación con Miguel Bosé y a su tormentosa ruptura.

"Me enamoré de Miguel con 19 años, nos conocimos de casualidad y la verdad es que fue un flechazo. Al principio no me llamaba nada la atención. Fui con mis amigos a verle a un concierto en el Palau y cuando salió fue muy bonito. Tengo mucha suerte, han sido muchos años, volvería a pasar por lo mismo. He sido muy feliz, quitando los últimos años que fueron horribles. He estado muy enamorado", confesó sobre los primeros años de amor, antes de que su relación se convirtiese en un "calvario".

Pese a todo lo vivido, Nacho asegura que no guarda rencor a su expareja y lo único que le gustaría es poder tener una relación cordial por el bien de los cuatro hijos que tienen en común: "Le quiero mucho, le querré siempre, le deseo la mayor felicidad. Es el padre de mis hijos", declaró ante una emocionada Toñi Moreno. "Le he perdonado y me ha perdonado", aseguró sobre el futuro que quiere tener con Miguel y sus hijos.

nacho-palau-dejate-qeurer2.jpg

Para Palau "el mayor mazazo" de la separación fue el tener que separarse de dos de sus hijos y, aunque no soporta la idea de que vayan a crecer separados, su mayor deseo es que sigan teniendo "el vínculo tan especial que siempre ha existido entre ellos". "Lo difícil fue separar a los niños, surgió, yo no les separé. Los niños están bien, no digo que no tengan sus cosas, se echan de menos. Me han hecho preguntas y yo les he respondido muy tranquilo. Lo llevan, lo entienden, estoy muy orgulloso. Los cuatro son divinos, las cosas pasan, hay que darles amor, hacerles sentir que estás ahí, que sean buenos chicos y que se sientan apoyados".

Lo más doloroso de la ruptura ha sido ver crecer a los niños separados, aunque niega que él sea el culpable de esta situación: "Yo no soy quien toma la decisión de separar a los niños, no es por tirar la piedra y esconder la mano. Estoy convencido de que Miguel sabe que tiene cuatro hijos, igual que yo. Cuando después de muchos años decide ser padre con todo lo que eso conlleva eso es real. Se ven cuando pueden y a pesar de las distancia se quieren como cuatro hermanos, se pelean. Eso es lo más difícil, no tener a los cuatro. Estuvieron juntos hasta los seis o siete años. No sé si lo hizo por despecho".

Nacho no pudo evitar emocionarse al confesar su sentimiento de "culpabilidad" que le invade por el daño que ha podido hacer a los pequeños: "Tengo un sentimiento de culpabilidad por los que no están conmigo, me he perdido muchas cosas de su día a día, no he estado ahí cuando han estado ma. Es difícil".

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso